Nacional

Robaron camión y madera confiscados


Fermín López

PUERTO CABEZAS, RAAN -La decisión de la juez suplente del Juzgado Local Civil, licenciada Alba Pérez Aburto, quien ordenó la entrega de un camión con 2,726 pies tablares de madera en tablones de la especie caoba, ha dado nuevos horizontes acerca de los que se piensa son los principales depredadores de nuestros bosques.
Según la denuncia hecha por el ingeniero Alí Waters Garth, delegado del Distrito Forestal de Puerto Cabezas y Waspam, el camión Mack, placas AAA–2953, de origen hondureño, fue ocupado el 27 de diciembre de 2005 a Elmis Marcelino Pereira, con la madera antes descrita.
Seguidamente fue decomisado el 16 de enero de 2006 a través de la resolución administrativa número 04-2006, pasando a ser un bien del Estado a como establece la Ley 462 (Ley Conservación, Fomento y Desarrollo del Sector Forestal).
Dichos bienes fueron subastados, resultando ganador de la subasta de la madera el señor Mario García, quien debido a la emergencia forestal no había retirado la madera del camión, que se encontraba en la comunidad de El Naranjal, unos 60 kilometros al oeste de esta ciudad. En el caso de la subasta del camión, todavía no había aparecido comprador.
El ingeniero Waters, en su calidad de delegado del Inafor, describió que el pasado miércoles 5 de julio, la licenciada Alba Pérez Aburto se presentó con mucha prepotencia en las oficinas del Inafor a solicitar que le entregara las llaves y la circulación del camión en mención, bajo la figura de secuestro judicial, a lo que él no cedió.
Se robaron el camión y la madera
Por si fuera poco, el pasado lunes 10 de julio, la delegación del Inafor en esta ciudad fue informada que en vista que las llaves no les fueron entregadas, el camión Mack y la madera fueron robados de la comunidad de El Naranjal por madereros ilegales, quienes tranquilamente pasaron todos los tranques existentes en los casi mil kilómetros que recorrieron.
Es importante señalar que la juez suplente Alba Pérez Aburto es la misma que el año pasado demandó al Inafor en representación de la empresa maderera Prada S.A. por asuntos de tala.