Nacional

El Rama vuelve a normalidad, pero la tensión se mantiene


José María Centeno

Ciudad Rama -Las elevadas aguas de los ríos Rama, Mico, Siquia y Escondido, que pusieron en peligro Ciudad Rama, bajaron a sus niveles normales, lo que alejó definitivamente el peligro para los habitantes de esta ciudad y las comunidades rurales que habitan sobre las riberas de los ríos.
El Comité Municipal de Prevención y Atención de Desastres (Comupred) suspendió la alerta amarilla y pasó a la etapa de monitoreo y seguimiento. Las clases volvieron a la normalidad en todo el municipio, tanto en la parte urbana como en la rural, con la excepción de los colegios “Madre Guadalupe Caldera”, del barrio “Germán Pomares”, y Belén, del barrio del mismo nombre, ya que estos dos colegios están sirviendo de albergues.
El Comupred acordó no dejar que la gente refugiada se vaya a sus hogares por la contaminación que queda producto de las aguas sucias que bañaron diferentes barrios y comunidades rurales.
Arranca jornada de limpieza
El Comupred de Ciudad Rama inició una jornada de limpieza a partir de hoy, al cual continuará durante tres días consecutivos. Esta jornada será ejecutada por la Alcaldía, el Minsa, MECD, Policía Nacional, Ascora, el Ejército y los medios de comunicación.
Llega ayuda del Sinapred
Róger Araica Canales, alcalde de este municipio, expresó a EL NUEVO DIARIO que envió un resumen de todo lo que había ocurrido, el número de personas evacuadas y las necesidades prioritarias, tanto en alimentos como en avituallamiento y combustibles, y la respuesta del gobierno central fue efectiva, pues de inmediato enviaron comida, con la que se alimentará por siete días a los evacuados.
Rescatan cadáver de ahogado
En tanto, después 44 horas, fue rescatado el cuerpo de Bismarck Marín Urbina, de 36 años, de las aguas del río Plata, que se forma en Nueva Guinea y es afluente del río Rama.
A las 5 de la tarde de ayer, los fuertes aguaceros volvieron a caer sobre esta ciudad, y la población se muestra muy preocupada porque teme que de nuevo los ríos se desborden, y provoquen las ya conocidas inundaciones.