Nacional

Mueren dos jóvenes que limpiaban tanque

* Otras dos personas que intentaban socorrerlos casi corren igual suerte

Heberto Jarquín

Bluefields / RAAS -Los jóvenes Mario Orlando Lewis Tatum, de 24 años, y Jessy Wilson, de 22, murieron asfixiados la tarde de ayer cuando limpiaban un pozo en el barrio Punta Fría, de Bluefields, Región Autónoma del Atlántico Sur.
Martín Duarte, el dueño del pozo ubicado frente a la delegación de la Policía de esta ciudad caribeña, informó que contrató el servicio del Cuerpo de Bomberos de Bluefields para limpiar su fuente de agua, y que inició la limpieza con una bomba succionadora facilitada por los apaga fuegos.
Duarte dijo que el trabajo de limpieza del pozo era realizado por Mario Lewis, Jessy Wilson y el bombero Santos Domingo Calero. “Mario entró al fondo a sacar lodo y de repente se desmayó. Entonces bajó Jessy a tratar de rescatarlo y también perdió el conocimiento”, dijo.
El dueño del pozo explicó que el bombero Ricardo Britton y el ciudadano Jonathan González, quisieron rescatar a los dos jóvenes desmayados, pero estaban bajo el agua y ellos también se desmayaron.
Un ciudadano no identificado que pasaba por el lugar se metió valientemente en el pozo y sacó a Britton y González, pero Mario Tatum y Jessy Wilson yacían en el fondo, inertes.
Finalmente, el bombero Elton Kelly, sacó a Tatum y a Wilson, y entonces constataron que ya habían muerto. Britton y González fueron llevados al hospital y están fuera de peligro.
El jefe de la Secretaría de la Policía en la RAAS, capitán Rolando Coulson, informó que la causa del accidente fatal fue la inhalación de monóxido de carbono, emanado de la bomba succionadora que tiene un motor de gasolina.