Nacional

Minsa anuncia sanciones por robos en el “Vélez Paiz”

La Policía Nacional se encuentra investigando a los trabajadores del área administrativa del hospital y en especial a quienes laboran en caja para dar con los responsables del robo.

Melvin Martínez

Las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) anunciaron esta tarde que sancionarán a los trabajadores que resulten involucrados en el robo de una fuerte suma de dinero que sería utilizado para el pago de médicos residentes del Hospital de referencia nacional “Fernando Vélez Paiz” de Managua.
El doctor Roberto Jiménez, director de hospitales del Minsa, afirmó que la Policía Nacional se encuentra investigando a los trabajadores del área administrativa del hospital y en especial a quienes laboran en caja, que es de donde sustrajeron el dinero en efectivo.
“Sí la policía se pronuncia con cuestiones de mal manejo administrativo se tomarán decisiones de orden administrativas. Así que la respuesta está en que la policía nos diga que fue lo que sucedió, de lo contrario se tomarán otras medidas”, explicó.
Este es el segundo robo que se comete en los últimos meses en un hospital capitalino. Hace algunos meses en el hospital “Antonio Lenin Fonseca” sustrajeron de la farmacia más de 25 mil córdobas, sin que las autoridades, ni la Policía Nacional hayan dado con los responsables del robo.
l doctor Dionisio Morales, galeno de este hospital y directivo nacional de la Federación Médicos Pro Salarios, insistió en que no es primera vez que en esta unidad de salud se pierde dinero que corresponde al pago de médicos y enfermeras de esta unidad de salud.
“Aquí tiene que entrar la contraloría, porque además de ese robo aquí hay otras cosas que van a demostrar la corrupción que existe en este hospital y que atrasa descaradamente el pago de los médicos”, afirmó.
A pesar de conocer de estas anomalías en ambos hospitales las autoridades del Minsa no ha tomado medidas administrativas en contra de los encargados de las áreas en las que se perpetró el robo que afecta severamente el escaso presupuesto con el que funcionan las unidades de salud del país.