Nacional

Alertan contra nefasto subterfugio anti obrero

* Los trabajadores prácticamente pierden todos sus derechos y garantías consignadas en el Código, en la Constitución y en los convenios internacionales

Tania Sirias

La abogada del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Irela Alemán, alertó a los trabajadores y organizaciones sindicales sobre la ya generalizada práctica de “flexibilización laboral”, que en dos palabras no es más que un instrumento para violar las normas del Código Laboral en beneficio de los patrones, y en perjuicio de los empleados, con la complicidad del Ministerio del Trabajo.
Explicó Alemán que la mentada flexibilidad no sólo disminuye los derechos y garantías laborales establecidas en el Código, sino que viola los preceptos de la propia Constitución y los convenios internacionales suscritos por Nicaragua.
“Sabemos que no es fenómeno nuevo, pues se ha venido implementando los últimos diez años, pero ahora lo alarmante es que los casos van en aumento”, señaló la jurista, al comentar que la flexibilidad, desde el punto de vista del empresario, significa romper con la rigidez y abaratar los costos de la mano de obra, salvar a las empresas y mantener los puestos de trabajo. Pero desde el punto de vista de los trabajadores, esto no es más que una violación de sus derechos laborales.
“Con la flexibilidad laboral los trabajadores pierden casi todos sus derechos, pues no sólo las jornadas laborales se extienden hasta doce horas obligatorias, sino que tampoco se brindan las prestaciones sociales en la elaboración de contratos laborales. En este contexto, la mayoría de empresas están optando por los contratos de servicios profesionales, donde el empleado no tiene derecho a sus prestaciones sociales”, dijo Alemán.
Mitrab parcializado
Además, aseveró que desde ministro del Trabajo hasta el inspector laboral tienen una política que violenta las normas establecidas por esta institución. “Hemos visto una parcialidad por parte del Mitrab hacia el empleador, pues en la mayoría de los procesos administrativos, las demandas interpuestas por los empresarios son atendidas de manera inmediata, no así las de los trabajadores”, expresó la jurista.
La abogada del Cenidh explicó que la flexibilidad de las relaciones laborales implica que los empresarios pueden contratar y disponer la fuerza de trabajo a su antojo, sin ninguna restricción.
“Nuestra legislación laboral contiene normas jurídicas que protegen los derechos individuales de los trabajadores nicaragüenses, entre las que se pueden citar el derecho a un salario mínimo, a una jornada limitada, al reconocimiento del pago doble de las horas extraordinarias y a la libertad sindical, entre otros”, dijo Alemán.
Comentó que en el Cenidh existen denuncias contra empresas, en su mayoría maquilas, que violentan los derechos colectivos e individuales de los trabajadores.