Nacional

Protestas por multas de DGI

* A última hora, director Arteaga autoriza dispensar las multas “por causas justificadas”

Ervin Sánchez

Centenares de personas, retenedores del Impuesto sobre la Renta (IR), protestaban ayer en contra de la Dirección General de Ingresos (DGI) que les multó con 70 dólares por supuesta declaración y pago tardío correspondiente a la segunda quincena de junio, lo que a juicio de dos expertos fiscales violenta la ley y es una actitud recaudatoria maliciosa.
La disposición, según la DGI, la tomaron con base en “las facultades” que le otorga a la institución el artículo 150, inciso uno del Código Tributario en vigencia, y con base en los artículos siete y 171 del Código de Procedimiento Civil de la República de Nicaragua.
A la vez, afirman que de acuerdo con el artículo 87 del reglamento de la Ley de Equidad Fiscal, la declaración pago del Impuesto sobre la Renta debe ser realizada a los cinco días del mes siguiente, que de acuerdo con la DGI comenzaron a correr a partir del sábado primero de julio, exceptuando el domingo. En ese sentido señala la disposición de la DGI que la declaración y pago debió ser hecha el jueves 6 de julio.
Sin embargo, a juicio de los dos expertos fiscales, Julio Francisco Báez y René Vallecillo Quiroz, si bien es cierto que la ley establece cinco días hábiles para declarar y pagar, se estableció un mecanismo, torciendo la ley, para cobrar más impuestos, frente a lo cual los contribuyentes deben oponerse y defender sus derechos.
Al respecto, René Vallecillo --quien es ex viceministro de Finanzas-- afirmó que es un error de la institución, la que además está actuando contra ley expresa, dado que de acuerdo con el mismo comunicado de la DGI, se está tomando como día hábil el sábado primero de julio, cuando la entidad no labora y por lo tanto los contribuyentes no podían concurrir a esas oficinas.
DGI debe corregir su error
De acuerdo con Vallecillo, el último día hábil en que se debió vencer el plazo para declarar y pagar las retenciones del Impuesto sobre la Renta, fue realmente el viernes 7 de julio y no el jueves 6 de julio como lo tomó la DGI, que ya ayer estaba cobrando 70 dólares de multas a los retenedores del impuesto sobre la renta
Actitud maliciosa afirma jurista
Por su lado, el doctor Julio Francisco Báez llamó a los retenedores a no pagar ninguna multa y a declararse en huelga ante la DGI porque resultaron afectados por el paro laboral que hubo en esa institución, y porque además el gobierno recortó la jornada laboral, y por lo tanto las puertas de la entidad recaudadora cerraron a las dos de la tarde, recortando al menos tres horas hábiles e impidiendo que los contribuyentes pudieran hacer sus declaraciones y enterar sus pagos.
Insistió Báez que la actitud de la DGI es maliciosa, recaudadora, de mala fe, de muy baja categoría, y de un fisco desordenado, que anda agazapado en la oscuridad cazando impuestos y que está haciendo cambios violentando el derecho de los contribuyentes, porque en derecho el viernes era aún un día hábil para declarar y pagar sin multas.
La explicación de la DGI
Entre tanto, el doctor Manuel Gutiérrez, director jurídico de la DGI, a través de la vocería de la institución dijo que la sanción de los 70 dólares está en los artículos 127, 134 y 135 del Código Tributario, si el contribuyente presenta tarde la declaración, y añadió que el período de término del plazo para realizar la declaración y enterar el pago sin multa está establecido en la Ley 260 y en la legislación civil.
Sin embargo, a últimas horas de la tarde de ayer, el titular de la DGI, Róger Arteaga Cano, emitió una orden administrativa temporal autorizando a los administradores de rentas y al director de Grandes Contribuyentes a dispensar multas cuando el retenedor pruebe que su retraso se debió a una causa justa, con documentos soportes que hagan excusable el incumplimiento.
Entre las causales de incumplimiento justificado, según la institución, se encuentran “irregularidad laboral en la DGI que impidiera la prestación de servicios, reducción del horario de atención al público u otras que incidan en el cumplimiento de las obligaciones tributarias”.