Nacional

Nicaragua acelera gestión de condonación con Venezuela


Vladimir López

El gobierno de Nicaragua intensificó sus gestiones ante Venezuela con el objetivo de dinamizar, dentro del marco de la Iniciativa para Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC), la condonación de 31.3 millones de dólares que se le deben al país bolivariano, deuda que obstaculiza el acceso de Nicaragua a fondos venezolanos, declaró el canciller Norman Caldera.
Caldera explicó que remitió una carta al canciller de Venezuela, Alí Rodríguez Araque, donde le hace referencia a la reunión que sostuvo en el contexto del XXXVI período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA, donde se abordó el tema de la deuda de Nicaragua con Venezuela.
“Sobre el particular”, dice la carta, de la cual se nos entregó copia, “me permito reiterar nuestra solicitud para poder contar con su valioso apoyo a las gestiones para la condonación del 100 por ciento de la duda, realizadas por las autoridades del Banco Central de Nicaragua, ante el Ministerio de Finanzas de la república bolivariana de Venezuela” y el Banco Central del país sudamericano.
En la carta, tras recordar que el gobierno de Nicaragua ha solicitado esa condonación en diversas ocasiones, el canciller Caldera destaca que en el encuentro de la OEA, “usted gentilmente me manifestó que daría solución a ese asunto en base a las cordiales relaciones de amistad y cooperación existentes entre nuestros países. Por mi parte, expresé a usted la plena disposición de Nicaragua de trabajar estrechamente en iniciativas de beneficio común que acrecienten nuestra vinculación”.
“De igual manera”, dice parte de la carta, “reitero el interés de nuestro gobierno en renovar el Acuerdo de Cooperación Energética de Caracas de manera bilateral y a precios preferenciales a fin de aminorar el impacto de los altos precios de los hidrocarburos sobre la economía nicaragüense”.
Acuerdo entre estados
El canciller Caldera declaró que la carta se envió porque no hubo ninguna comunicación tras la reunión sostenida en el marco de la Asamblea General de la OEA, y que Nicaragua tiene la esperanza de obtener esa condonación en los próximos tres meses.
En cuanto al Acuerdo Energético de Caracas, donde Nicaragua podría obtener petróleo a precios favorables, dijo que existe una normativa que señala que al mismo no pueden acceder los países que mantengan deudas con el gobierno de Caracas, y por lo tanto Nicaragua, debido a esa deuda, no puede tener acceso.
No obstante, aclaró que el Acuerdo Energético de Caracas, es acuerdo entre estados, y que las relaciones en Venezuela y Nicaragua, a pesar de los últimos señalamientos por causas electorales, han sido fraternas, porque el año pasado, en los momentos más duros que atravesó el gobierno del presidente Enrique Bolaños, cuando se necesitaba el apoyo internacional, Venezuela nunca le falló.