Nacional

Emergencia en el Caribe

* Suspenden clases en Puerto Cabezas * Obras inconsultas agravan temores en El Bluff * Anticiclón en Bahamas y baja presión en Colombia causa fuertes vientos

La Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) decretó ayer “Alerta Verde”, por un fuerte oleaje que podría afectar a las comunidades que habitan cerca de las costas del Caribe nicaragüense, donde están suspendidas las clases y se están produciendo las primeras evacuaciones preventivas de gente, mientras que en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RASS), existe temor por eventuales desastres en El Bluff.
En este último lugar, los pobladores achacan a la empresa belga que realiza el dragado del puerto que no hizo un estudio de impacto ambiental, y por tanto, provocaron que cambiara el rumbo y la intensidad de las olas en el sector suroeste.
“Las marejadas ya dañaron una casa y amenazan una escuela y varias viviendas”, informó el concejal de Bluefields, Dumar Quiroz Angulo, quien reside en el puerto de El Bluff.
Juan Rodríguez Pérez, divulgador del Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (Sinapred), comentó que este oleaje es similar al que se presentó hace dos semanas en las costas del Pacífico. “Técnicamente es un anticiclón marítimo que está al norte de las Bahamas, y una baja presión al norte de las costas de Colombia y Venezuela”, informó.
Esto provocará vientos de 20 a 45 kilómetros por hora, y levantará olas que oscilarán entre 2.5 y 3 metros de altura. Gutiérrez comentó que “el Caribe y los Cayos Mískitos tienen costas planas, y la alerta es para prevenir cualquier calamidad”, dijo.
Alerta hasta el sábado
El Sinapred se basó en la información de la Agencia Nacional Oceánica Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), y en coordinación con todo el sistema, se tomó la decisión de decretar la alerta que tendrá vigencia hasta el sábado.
El Comité de Emergencia Municipal y de Prevención, Mitigación y Atención a Destres (Comupred) de Puerto Cabezas, declaró la alerta, ya que el oleaje --que podría alcanzar hasta los 10 pies de altura-- podría afectar a las personas que viven cerca del mar e incluso a las embarcaciones.
Puerto Cabezas suspendió las clases en todos los colegios y universidades desde ayer, y precedió a evacuar a unas 18 familias de la comunidad de Wawa Bar, donde ya se comenzaba a sentir el oleaje, dijo la señora Francisca Pablo, quien junto a sus tres hijos se encuentra en el centro de refugio de la escuela Normal de esta ciudad.
Hasta el mediodía de ayer, los refugiados no habían comido nada y sólo habían recibido cinco libras de arroz, un litro de aceite y dos libras de sal de parte del Comité de Emergencia. “Con eso no podemos hacer nada”, dijo el profesor Luis Lacayo, quien se encontraba evacuando a las personas de los lugares peligrosos.
Según Erika Navarrete, pronosticadora de Meteorología, los oleajes en el Caribe no son comunes, y es por eso que es importante que la población vulnerable tome todas las medidas necesarias que dicte el Comupred para evitar lamentos.
La oficial del Ineter indicó que el desplazamiento de la onda tropical número 13 se ha visto un poco lento, y que su eje podría afectar el litoral caribeño durante la noche del jueves y la mañana del viernes.
Con respecto a la situación en el Atlántico Sur, el 30 de junio se reunió una comisión interinstitucional en la delegación de Marena, en Bluefields, para analizar la problemática que enfrenta el puerto de El Bluff por el efecto del oleaje.
A pesar de que la reunión se realizó a puertas cerradas, EL NUEVO DIARIO tuvo acceso al acta en la que consta que el representante de la Procuraduría Ambiental, Eduardo Saballos, dijo que se requiere llevar un proceso administrativo, de ser posible por la vía judicial, para una remediación del daño causado en el puerto de El Bluff.
¿INTERESES CREADOS?
El defenestrado director de la Secretaría de Recursos Naturales (Serena) del Gobierno Regional de la RAAS, Rodolfo Chang, denunció que el ex presidente de la Junta Directiva del Consejo Regional, Rayfield Hodgson, lo quiso obligar a elaborar un diagnóstico en un día sobre el impacto ambiental que provocaría el dragado en la bahía de Bluefields.
“Como no satisfice los caprichos de Hodgson, el presidente de la Empresa Portuaria Nacional, Alejandro Fiallos, me advirtió que sería objeto de represalias”, se quejó el ecólogo Chang, quien aclaró que como profesional nunca se dejó chantajear y eso pudo ocasionarle la pérdida del empleo.
“LLUEVE SOBRE MOJADO”
El concejal Dumar Quiroz denunció que la empresa que draga El Bluff está echando los desechos que sacan del lecho de la bahía de Bluefields, en una playa cerca de un área poblada levantando el nivel de la costa.
“Por eso se están produciendo inundaciones por el agua pluvial que no tiene salida al mar, afectando ese sector”, se quejó Quiroz, quien sugiere que se construya un drenaje de emergencia para evitar inundaciones en el lugar.