Nacional

“Herty Lewites ya resucitó”

* Voces lamentan deceso del líder sandinista y coinciden en que Nicaragua ha perdido a uno de sus mejores hijos

Esteban Solís

El padre y poeta Ernesto Cardenal pudo haber resumido en una sola expresión lo que horas más tarde ciudadanos de todas las clases sociales rubricaron con un desborde masivo para darle el último adiós a su dirigente: “Herty Lewites ya resucitó, el amor a su pueblo lo ha hecho resucitar en la causa suya que no muere”, dijo.
Cardenal afirmó que “la lucha sigue” con el carisma y las simpatías de Herty Lewites. El poeta y otros personajes de la vida política se dieron cita ayer en el velatorio del ex alcalde de Managua.
El presidente de la República, Enrique Bolaños, quien también llegó a despedir al candidato presidencial del MRS, aseguró que Nicaragua entera lo lloraba. “Para doña Lila y para mí ha sido muy doloroso, Herty es una pérdida para Nicaragua, y en estos momentos electorales Lewites hace falta, y lo lloramos como amigo, como nicaragüense, como persona y como ciudadano”, dijo en tono triste.
Rivales políticos consternados
Por su lado, el candidato presidencial de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, Eduardo Montealegre, dijo a EL NUEVO DIARIO desde Muy-Muy, zona norte de Nicaragua, que la muerte de Lewites había consternado a toda Nicaragua. “Es un evento muy triste, porque Lewites luchó por una Nicaragua mejor, por la democracia y por la paz”, resumió.
José Rizo, aspirante presidencial por el Partido Liberal Constitucionalista, manifestó que Lewites era un contendiente electoral digno, y que ante ese evento triste que significa su muerte no tenía más que inclinarse y hacer una reverencia, porque era un líder político que gozaba de las simpatías de la mayoría de los nicaragüenses.
Ex presidente Alemán: “Oraré por él”
El ex presidente Arnoldo Alemán dijo sentirse consternado por la muerte de Lewites, a quien consideró como un “colega alcalde constructor”. Alemán afirmó que la inesperada muerte del aspirante presidencial lo había sorprendido, tras añadir que elevaría sus oraciones al Altísimo para que viera el rostro del Creador.
Otras voces: “Gran pérdida”
Por su lado, el escritor y ex vicepresidente Sergio Ramírez destacó que Lewites fue un hombre valiente y de coraje, que se enfrentó a la dictadura de Somoza y en muchas ocasiones expuso su vida a pesar de que su salud siempre fue precaria.
Adolfo “Popo” Chamorro, miembro de la Resistencia Nicaragüense, afirmó que la muerte del político sandinista había sido un duro golpe para Nicaragua porque perdía a un gran hombre, a una gran persona, y a un amigo que se preocupó por el bienestar de los capitalinos y ahora se aprestaba a otra lucha para servir a los nicaragüenses.
El diputado de la Convergencia Nacional, Agustín Jarquín, también lamentó la desaparición física de Lewites, y al igual que todos los que externaron sus opiniones, consideró que Nicaragua ha perdido a un buen hijo.
El magistrado del CSE, José Luis Villavicencio, desde México, adonde asistió como invitado para observar el proceso electoral, se unió a las expresiones de dolor por la muerte de Lewites. “Es un hecho lamentable porque se trata de la muerte de un ciudadano, de un dirigente político, y mis condolencias para su familia”, anotó.
El canciller de la República, Norman Caldera, destacó la labor que en vida hizo Lewites, sobre todo al frente de la comuna de Managua. “Era un hombre valiente, yo lo vi llegar a Miami en medio de gente que se supone eran sus enemigos, y supo ganárselos con su buen humor y su simpatías”, comentó.