Nacional

Muere Herty

* Población, simpatizantes y clase política conmocionados * Alianza continuará en la contienda electoral aunque se desconoce el sustituto

Heberto Rodríguez

A las tres y treinta minutos de la tarde de ayer, el corazón de Herty Lewites Rodríguez dejó de latir, conmocionando a los miles de simpatizantes del carismático líder político que habían depositado en él la esperanza de “acabar con toda esta mierda”, frase que utilizó en un spot publicitario que impactó tanto como su muerte.
A medida que transcurrían los minutos, el parqueo del Hospital Metropolitano comenzó a abarrotarse de amigos, familiares y simpatizantes. “Estaba en su casa y sufrió un desmayo”, decía a la entrada del centro asistencial Israel Lewites, sobrino de Herty.
La muerte del candidato a la presidencia no se había confirmado aún, pese a que en todos los medios radiales y televisivos se anunciaba su deceso.
Las decenas de personas que llegaban al centro asistencial abrigaban todavía la esperanza de que no fuera así. Sin embargo, el ingreso del vehículo de la funeraria Don Bosco enlutó a los presentes.
Fue hasta en ese momento que el resto de los familiares de Herty comenzó salir con los ojos enrojecidos, pero sin brindar declaraciones.
“En la conferencia que brindarán en la casa del partido se van a dar mayores detalles”, dijo Israel cuando se fue del hospital.
No obstante, de manera extraoficial se conoció que Herty había llegado a hacerse un chequeo el lunes pasado, y otras personas de las que llegaron al hospital manifestaron que hasta le practicaron una cirugía menor.
Las autoridades del hospital estaban herméticas y no brindaron ningún detalle sobre la muerte del candidato presidencial. Extraoficialmente también se conoció que ayer había llegado temprano porque se sintió mal, pero los médicos lo habían mandado de vuelta a su casa.
Los restos de Herty llegaron a la funeraria unos minutos después de la siete de la noche. Pasó directamente a la morgue, donde lo esperaba el forense que lo iba a preparar.
A eso de las diez de la noche sus restos fueron expuestos en la capilla B de la funeraria. Estaba en una caja de caoba, vestía un traje azul oscuro, camisa blanca y una corbata con flores amarillas.
“Se le puso en una caja de madera especial, porque los judíos no pueden ser enterrados en cajas metálicas”, explicó uno de los empleados de la funeraria.
El mismo empleado explicó también que la preparación que le haría el forense era para que los restos no se descompusieran en al menos tres días.
Una fuente de EL NUEVO DIARIO conoció que los miembros del partido quieren que Herty sea llevado al auditorio de la Universidad de Managua para que le gente tenga la oportunidad de despedirse, aprovechando que el propietario de esta casa de estudios es candidato a diputado por esa agrupación política.