Nacional

Huelga ronda en la Policlínica Oriental


Melvin Martínez

Los trabajadores de la Policlínica Oriental ya no aguantan a Boris Gutiérrez; “desde que asumió la dirección de la empresa, ésta ha ido de mal en peor y lo más seguro es que pronto irá a la quiebra, afirmó Juan Carlos Solís, secretario general del sindicato de trabajadores.
Por está razón escribieron una carta a la ministra de Salud, Margarita Gurdián, exponiendo las anomalías que en la policlínica se cometen.
Según los sindicalistas, de no obtener una respuesta, esta vez tomarán medidas más drásticas. Una de ellas es impedir a partir del lunes que Gutiérrez ingrese a la empresa.
“Iniciaremos un paro escalonado a partir del lunes, y no permitiremos la entrada de Boris, luego iremos al cierre total de la clínica”, dijo Solís, mostrando un rollo de papeles que, según él, prueban el despilfarro que inició Gutiérrez desde que asumió en diciembre de 2004.
De hacer realidad estas amenazas, más de 10 mil afiliados que pagan parte de su salario para recibir atención en la policlínica quedarán sin recibir los servicios que ahí se ofrecen.
Sindicato “blanco” sigue molesto
Los sindicalistas del Ministerio de Salud siguen inconformes. Esta vez no se trata de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud), sino de los llamados sindicatos “blancos”.
Martín Portillo, secretario general de Contranicsa, afirmó que Gurdián no los ha querido recibir para exponerles sus inquietudes y demandas, a pesar de que han solicitado continuamente una reunión formal.
La molestia del sindicato llegó al extremo de señalar a Gurdián de estar pagando “salarios fantasmas” a candidatos a diputados del partido ALN-PC, que encabeza Eduardo Montealegre.
Mencionaron a la novena candidata en la lista de diputados al Parlacen por ALN-PC, Cristina Reyes.