Nacional

Austeridad no compatible con los viajes de Cabezas


La falta de austeridad con el manejo de los recursos de la Procuraduría Para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), se refleja en la cantidad de viajes que el procurador Omar Cabezas ha realizado al exterior desde que fue nombrado en el cargo, denunciaron los empleados despedidos.
Documentos en poder de EL NUEVO DIARIO reflejan que Cabezas ha realizado un total de 18 viajes en un período que va de enero de 2005 a junio de 2006. No obstante, cuando Cabezas fue consultado al respecto, eludió la respuesta con una gran carcajada, como es su costumbre.
“Ya me hubiera caído encima la auditoría. Hay que decir que cuando yo viajo es con recursos propios o por invitaciones. Si hubiera viajado 70 veces en año y medio, significa que tendría que vivir en el extranjero”, respondió el pasado miércoles a algunos medios de comunicación, tras la denuncia de los trabajadores despedidos.
La PDDH desde marzo se ha sumergido supuestamente en una crisis profunda, al extremo que fueron despedidos primero 35 trabajadores que eran pagados con un programa que financiaban los gobiernos de Suecia y Dinamarca, ya que los cooperantes retiraron la ayuda porque Cabezas había utilizado 20 mil dólares para realizar un denominado “proceso de fiscalización” de las elecciones municipales.
La crisis se agravó, y Cabezas despidió esta semana a 15 empleados, pero él calificó la medida como parte de un proceso de reorganización de la institución que estaba impulsando.
Los viajes
Mientras la PDDH estaba en crisis, Cabezas no detuvo sus viajes. Documentos en poder de EL NUEVO DIARIO reflejan que salió del país el ocho de marzo del corriente con destino a Belice, y regresó el 22 del mismo mes procedente de Panamá.
El diez de abril salió para Panamá y regresó el 21 procedente de Costa Rica.
En total, Cabezas realizó seis viajes de marzo a junio del corriente, el último, según la documentación, fue a la ciudad de México.
Ginebra, Perú, Austria, Suecia, Guatemala, El Salvador, Honduras, Suiza, Ecuador…, son algunos de los destinos que han contabilizado los trabajadores despedidos.
Celebra cooperación
Sin embargo, Cabezas celebró ayer la continuidad de la cooperación de los gobiernos de Dinamarca y Suecia, que será de unos 200 mil dólares.
La PDDH se comprometió en el convenio a continuar el trabajo de promoción y defensa de los derechos humanos, además de fortalecer el trabajo con los pueblos indígenas, etnias de la Costa Caribe y la niñez.
Otra de las condiciones es el fortalecimiento institucional, “claro que no hay nada para salarios, este dinero está destinado para acciones específicas”, manifestó Cabezas. Anunció que este dinero iba a ser administrado con pulcritud, como se ha hecho desde que fue nombrado en ese cargo.
Cabezas afirmó que no habrá más recortes de personal, pero los despidos que hizo en días anteriores quedan de la misma manera, ya que la reorganización estructural era necesaria. La compactación de direcciones continúa, así como la reducción de salario, pero el suyo seguirá intacto.
“Por mi cargo debería ganar lo mismo que un magistrado o que el contralor general de la República según la ley, pero el procurador y el subprocurador ganamos menos”, dijo Cabezas. El salario no me lo voy a aumentar, ni tampoco a reducir”, indicó Cabezas.
El embajador de Dinamarca, Ketil Karlsen, expresó que el apoyo económico a la Procuraduría es para proyectos concretos, y con el fin de fortalecer la institución y proyectos en la Costa Caribe. Agregó que el retiro de la ayuda se ha dramatizado, pero los motivos fueron la falta de planificación para el resto del año.
Tribunal los ampara
Por otro lado, el Tribunal de Apelaciones amparó a los trabajadores de la Procuraduría de los Derechos Humanos y suspendió el acto de despido a Flor Elena Ruiz y Glenda María Martínez Rugama, así como los de otros trabajadores de esta institución.