Nacional

Barrios de Bilwi inundados

* Es la segunda vez que la ciudad sufre un desbordamiento * Aguas subieron más de cuatro pies y Hospital Nuevo Amanecer sufrió daños * Aguaceros comenzaron el viernes y apenas amainaron la tarde del domingo

PUERTO CABEZAS, RAAN
Unas trescientas familias de cinco barrios de esta ciudad se vieron afectadas por las inundaciones provocadas por las lluvias que azotaron la región atlántica el pasado fin de semana.
Entre los barrios perjudicados por la crecida de los cauces y zanjas que terminaron inundando las calles y callejones están, el barrio Nueva Jerusalén, Los Ángeles, San Luis, Waspam y “Germán Pomares”, donde la población se vio obligada a sacar de sus casas a sus hijos pequeños y artefactos de valor para evitar perderlos por la crecida del agua, que en muchos hogares penetró como si nada.
Los barrios inundados son considerados los más vulnerables a este tipo de situaciones, aunque es las segunda vez en la historia de esta ciudad que se ve un desbordamiento de esta índole, ya que en ocasiones anteriores los daños habían sido menores, dijo Roberto Hodgson morador del barrio Los Ángeles.
La primera vez que se vio inundaciones así fue en julio de 2004, entonces, la Cruz Roja tuvo que evacuar a unas 700 familias.
El mercado de maderas ubicado junto al puente Bilwi de esta ciudad fue uno de los más afectados, ya que ahí las aguas alcanzaron un nivel de cuatro pies y medio, y las tablas flotaron, por lo que tuvieron que ser rescatadas por sus dueños, quienes luego las amarraron, mientas otros las clavaron para evitar que las corrientes se las llevaran.

Daños en hospital
El Hospital Nuevo Amanecer, ubicado en el barrio del mismo nombre, no se salvó de las consecuencias de las lluvias, pues las corrientes penetraron en las partes más bajas de las instalaciones, y los más afectados fueron los pabellones donde se ubican las salas de Pediatría, Cirugía y Medicina de Varones.
A pesar de la magnitud del aguacero, muchos pobladores afectados prefirieron no acudir a un albergue específico, y se quedaron cerca de su casa, con la fe y la confianza de que pronto regresaría la calma.
Las lluvias que iniciaron el pasado viernes, con intensificación en horas de la madrugada del pasado domingo cesaron a eso de las tres de la tarde, pero el cielo continuaba nublado, mientras que las aguas intentaban escurrirse de las casas y las calles.
El mayor Gustavo Ramos, jefe de Defensa Civil en la Región Autónoma del Atlántico Norte, dijo que las lluvias han estado afectando todo el litoral del Atlántico y sus comunidades. En el municipio de Prinzapolka un rayo destrozó una vivienda, aunque sólo golpeó a una anciana que se encontraba en el lugar, la cual quedó inconsciente, reportaron vía radio base.
Los fuertes aguaceros provocaron la crecida de los ríos Likus, Wawa Boom y Bambana, entre otros caudales importantes para la transportación de los indígenas de la zona.
Ineter: Precipitaciones
continuarán
La Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) fue la más afectada por las lluvias que cayeron este fin de semana, mientras los informes meteorológicos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) indican que las precipitaciones continuarán en todo el territorio nacional durante la próxima semana.
Erika Navarrete, meteoróloga de turno del Ineter, informó que el país se vio afectado por un eje de vaguada débil que causó nublados y lluvias, principalmente en los municipios de Puerto Cabezas (RAAN) y Bluefields, en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS).
“La nubosidad se ha mantenido estacionaria provocando tormentas eléctricas y lluvias intensas, principalmente en la RAAN”, explicó Navarrete.
Expresó que para hoy lunes se pronostican lluvias dispersas que afectarán sobre todo la zona del Caribe y los departamentos de Masaya y Rivas, y en menor medida las zonas central y del Pacífico. Asimismo, informó que se espera que este martes ingrese al país la onda tropical número diez.