Nacional

Angustia de estudiantes por crisis en el Intecna

* Adeudan tres meses de salario a educadores y acreedores tienen contra la pared al centro * Bolaños se ha hecho el sordo ante la grave situación, y el nuevo director ni siquiera aporta esperanzas

Masaya
Tras años de estudios y sacrificios, Eduardo estaba a las puertas de coronar una carrera técnica en el Instituto Tecnológico Nacional de Granada, Intecna. Durante cinco años madrugó y se esforzó para ver realizado su sueño de ser mecánico automotriz.
Cuando su entusiasmo parecía no tener límites, la mala administración de ese centro de estudios echó al cesto de la basura sus aspiraciones.
Hoy, tanto a Eduardo Lacayo, oriundo de Niquinohomo, como a los casi 120 estudiantes de la Meseta de los Pueblos, les embarga la incertidumbre ante la falta de respuesta de las autoridades al frente de ese importante centro de formación técnica vocacional.
Acosados por acreedores
La confusión reina entre los docentes y estudiantes del Intecna, y el cobro de los acreedores no se hace esperar. Desde hace tres meses la administración no cumple con los pagos pendientes a los dueños del transporte colectivo que realiza diariamente el recorrido de los estudiantes de escasos recursos que viven en los departamentos de Masaya y Carazo. Además, adeudan tres meses de salario a los maestros, y ya fue eliminado el gasto de alimentación que ese centro brindaba a los estudiantes internos, procedentes del interior del país.
El horario de clases lo han restringido a tres días por semana, y se ha exigido a cada estudiante asumir el pago de transporte y alimentación. El período de clases ha sido ampliado de ocho de la mañana a cinco de la tarde, sin interrupción, “esto con el fin de que nos pongamos al día con las materias”, explicó Eduardo, quien está contemplando la posibilidad de retirarse, pese a que sólo le faltan cuatro meses para graduarse de técnico medio en mecánica automotriz.
No obstante, el joven reconoce que esta nueva dinámica educativa ha sido asumida con responsabilidad por buena parte del estudiantado, que se muestra agradecido con los docentes, quienes a pesar de no percibir sus respectivos salarios durante varios meses, se esfuerzan para que los estudiantes no pierdan el año y los que están por salir finalicen sus estudios.
Por su parte, un grupo de padres de familia decidió convocar con urgencia a una reunión para unificar criterios en cuanto a las exigencias a plantear a las nuevas autoridades educativas, nombradas por el Ministerio de Educación.
También aprovecharon para denunciar que la anterior directora de las carreras del Técnico Medio, licenciada Sandra Sandoval, y el ingeniero Róger Méndez, malversaron unos 20 millones de córdobas, dinero que sería utilizado para la remodelación del centro, el pago de maestros, de los trabajadores de limpieza, los servicios básicos y el trasporte colectivo.
Enorme deuda con transportistas
Uno de los estudiantes, que omitió su nombre por temor a represalias, detalló que “a los dueños de los buses de transporte colectivo les deben 200 mil 492 córdobas” y nadie se hace responsable de pagarles.
Martha Téllez, madre de dos estudiantes afectadas, dijo que el interés de las autoridades es cerrar el Intecna. Agregó que ante la insistencia de los padres de familia sobre el futuro del centro, la respuesta del nuevo director, ingeniero Jaime Matus, ha sido que “este conflicto no se resuelve en dos meses ni a final de este año”.
Ante este panorama gris, las tensiones aumentan y el accionar de los padres de familia también. Afirman que buscarán el apoyo en diputados de la Asamblea Nacional para evitar la muerte del Intecna, identificado como el único Instituto Técnico de Oriente que brinda alternativas para los jóvenes estudiantes de escasos recursos del departamento de Masaya y de todo el país.
El Intecna también brinda la oportunidad a los estudiantes egresados de carreras técnicas medias de continuar estudios superiores en Ingeniería Civil, Electromecánica, Química, Electrónica y Electricidad, no obstante los egresados de estas carreras tienen la limitación de salir al mercado laboral sin un título académico que los respalde, porque no ha sido reconocido por el Concejo Nacional de Universidades, CNU, como un centro de estudios superiores.
Yasser Lacayo, otro de los afectados y estudiante del segundo año de Ingeniería Electromecánica, manifestó que tiene un mes de no asistir a clases por temor a seguir invirtiendo tiempo y recursos en una carrera universitaria, de la que al final no va a obtener su título que lo distinga como profesional.
çExplicó que tanto los estudiantes como los docentes han realizado esfuerzos para que el presidente de la República, Enrique Bolaños, intervenga en el conflicto y asuma el compromiso de poner orden y financiar el año lectivo, pero la respuesta del mandatario ha sido negativa, pese a que en el Intecna exhiben una fotografía donde el ahora presidente aparece como estudiante de ese importante centro de formación técnica de corte popular.