Nacional

Acosador sexual y oficiaba como si fuera cura

*** Ahora que está detenido, estelianos empiezan a describir a Óscar Danilo Ramírez Colindres *** Pederasta, hábil estafador, usurpador de identidad y ahora asesino, son parte de su prontuario criminal

Máximo Rugama

ESTELÍ
Las autoridades policiales y del Ministerio Público de Estelí coincidieron en señalar, de acuerdo con las investigaciones realizadas hasta ahora, que el único responsable material e intelectual del asesinato en contra de la profesora Lucinda Rosa Videa Rodríguez, es Óscar Danilo Ramírez Colindres, de quien varios pobladores humildes de barrios como el “Oscar Turcios”, 29 de Octubre, y Linda Vista, no tienen buenos recuerdos, porque los estafó con ofrecimientos de garantizarles viviendas, materiales de construcción y hasta becas en el extranjero.
Carlos Uriel Mendoza, dueño de la vivienda donde la licenciada Videa fue estrangulada y semienterrada, al parecer no tiene responsabilidad directa en el caso, y su error fue haberle prestado el inmueble a una persona como Óscar Danilo, quien supuestamente le dijo lo ocuparía para orar y ayunar durante tres días, y que le pagaría ciento cincuenta córdobas.
Todo indica que se ha convertido en un colaborador de la Policía, entidad que profundiza en el proceso investigativo.
En relación con William David Delgado Álvarez, a quien Oscar Danilo trató de involucrar inicialmente y luego se retractó, fue eximido de responsabilidad.
El asesino confeso al inicio dijo a las autoridades policiales que vivía en el barrio La Unión, pero realmente tiene casa en el barrio Belén, ubicado en la periferia noroeste de esta ciudad, y de reciente fundación.
Algo extraño es que durante la realización de la audiencia preliminar, desarrollada la tarde del miércoles 21 de junio, ningún familiar lo acompañó, no se sabe si por vergüenza por el proceder de Óscar Danilo.
Para el próximo 29 de junio, Día del Maestro, el juez de Distrito de Audiencias, doctor Aquiles Castillo, programó para las diez de la mañana la primera audiencia de este caso.
Ese día y a la misma hora, en el municipio esteliano de Pueblo Nuevo, en un homenaje especial a la profesora Lucinda Videa, el obispo de la Diócesis de Estelí, monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, presidirá una misa.
En Pueblo Nuevo y otros municipios de Estelí, el magisterio rendirá homenajes a la maestra de generaciones, asesinada atrozmente por el sujeto Óscar Danilo Ramírez Colindres, de quien se conocen nuevos detalles de su retorcida personalidad.
Se hacía pasar por cura
Una jovencita religiosa denunció que el asesino de la profesora Videa hasta había comprado una sotana para hacerse pasar como cura en algunas comarcas, y cuando las religiosas se dieron cuenta cortaron toda relación con él.
También por su característica de embaucador y su labia logró engañar a la profesora Lucinda, a quien supuestamente la habría prometido conseguir 37 becas para que los estudiantes que salieran de su bachillerato se integraran a la universidad a sacar carreras profesionales o técnicas.
En Estelí se filtró a los periodistas que llegó a ganarse la confianza de un político local, quien lo llevó a Managua a una cena con un diplomático, y les pidió que se tomaran una fotografía con él, la que utilizaba como carta de presentación para entrar a lugares donde podía estafar.

También era acosador sexual y estafador
Se conoció además que Óscar Danilo Ramírez Colindres se hacía pasar como misionero de la Iglesia Católica e impartía clases de catequesis a grupos de jóvenes de diversos barrios de esta ciudad.
La joven religiosa que lo denunció, y cuyo nombre omitiremos por razones de seguridad, afirma que al menos cuatro muchachos de los que estaban en el grupo de catequesis, afirman que fueron invitados por Ramírez a su casa de habitación ubicada en el barrio Belén, donde fueron acosados sexualmente y encerrados.
Ramírez los amenazó con hacerles daño si contaban lo ocurrido, por lo que optaron por guardar silencio y relataron los hechos a sus compañeros de catecismo. Uno a uno fueron separándose del grupo religioso, ya que el joven Ramírez no les inspiraba confianza.
Óscar Danilo Ramírez Colindres siempre andaba dinero, y frecuentemente recibía llamadas a través de su celular, lo que hacía pensar que era una persona popular.
A través de esas supuestas reuniones religiosas, Ramírez habría hecho muchas amistades en las comunidades en donde hasta llegó a celebrar la eucaristía. Siempre andaba a mano una sotana, hostias y todos los instrumentos religiosos sagrados con los cuales se celebran las misas.
Según nuestra fuente, Óscar Danilo Ramírez Colindres se sabía de memoria la Biblia, lo que no les dejaba sospechas de su falsedad, ya que como guía espiritual era su deber dotarse de conocimientos.
Un conductor de un autobús de servicio urbano colectivo, quien por razones de seguridad pidió omitiéramos su identidad, señaló que inclusive ese tipo tenía inclinaciones homosexuales, y en una oportunidad --sin que antes tuvieran amistad-- le expresó a él y a un amigo que andaba gran cantidad de dinero, que los invitaría a “bacanalear” y que podían pagar un taxi de forma exclusiva para visitar los distintos centros de diversión de Estelí.