Nacional

Acuerdo desmonta paro


Melvin Martínez

Salió “humo blanco” en el Centro Nacional de Sangre de la Cruz Roja. Tres horas después de iniciado el paro total de labores de los trabajadores, las autoridades de la institución humanitaria llamaron a nuevas negociaciones y dieron su brazo a torcer.
Al final, accedieron a las peticiones de los huelguistas, quienes solicitaban el reintegro de Mario Medina y Oscar Hernández, que habían sido despedidos por promover la formación del sindicato de trabajadores.
“El paro lo iniciamos como estaba anunciado, pero ellos parece que estaban midiendo fuerzas y vieron que esto iba en serio y no se trataba de algo político como lo estaban manejando”, afirmó Maribel Vargas, responsable del laboratorio en la institución humanitaria.
Pero no sólo eso lograron los huelguistas. Ahora tienen luz verde para conformar su sindicato y afiliarse a la agrupación que les parezca conveniente.
La protesta en la institución humanitaria se extendió por una semana y provocó que las reservas de sangre disminuyeran drásticamente.
En un comunicado, la entidad humanitaria, afirma que trataron en todo momento de dar a la población una respuesta satisfactoria al conflicto en el que se vieron envueltos.