Nacional

Narcos fugados reposaron en hotel de Bilwi

* Dejan presos a Lackwood y al taxista * Pero dan casa por cárcel a dos custodios

Fermín López

PUERTO CABEZAS, RAAN -Después de tres intentos, por fin se logró la celebración de la audiencia inicial en el juicio contra los policías Tony Macelmo, José Salmerón, Mario Lackwood, y el taxista José Antonio Balladares Figueroa, a quienes se les acusa de haber ayudado en la fuga de los narcotraficantes extranjeros Mercedes Rodríguez y Melvin Velásquez.
El juez Ronald Fullerton, después de seis horas de intercambio de pruebas entre las partes, decidió cambiarle la medida cautelar a los acusados Tony Macelmo y José Salmerón, quienes estaban de custodias la noche de la fuga por la medida de caución juratoria (casa por cárcel).
Mientras tanto, el inspector de policía Mario Lackwood y el taxista deberán esperar el juicio oral recluidos en las cárceles de la Policía hasta el próximo 11 de julio a las dos de la tarde.
Las principales pruebas de que se valió el juez para darle trámite al juicio oral, fueron las declaraciones del fiscal auxiliar Félix Hernández, quien manifestó que según el informe pericial dermatoscópico realizado por la Policía en el vehículo que andaba el inspector Lackwood la noche de la fuga, se encontraron huellas digitales que corresponden a los prófugos Mercedes Rodríguez y Melvin Velásquez.
Otra de las pruebas ofrecidas por el Ministerio Público son los testimonios de Haydi María Urrutia Ramos, quien en las investigaciones dijo que José Antonio Balladares le había confiado el plan de sacar a unos narcos de la cárcel, por lo que recibiría un pago de veinte mil dólares.
Otro testigo que se menciona es la administradora del Hotel Pérez de esta ciudad, quien dijo que José Antonio Balladares, apodado “El Burro”, es de mucha confianza en ese lugar, y por lo tanto éste pidió un cuarto, adonde, en horas de la madrugada del 30 de mayo, le llevó a dos hombres, uno de nacionalidad hondureña y el otro panameño, los que estuvieron escondidos allí, comieron se vistieron y luego fueron sacados del lugar.
Además, esta misma testigo dijo haberle advertido a José Antonio que no quería estar metida en problemas, porque éste le pidió retirar cuatro mil dólares depositados desde Panamá a nombre de ella, a lo que ella accedió, según declaraciones del fiscal Félix Ramón Hernández.
Por su parte, el acusado Mario Lackwood dijo que todo lo actuado por el Ministerio Público es parte de un plan para sacarlo de la institución y dejarlo mal parado, “pero hagan lo que hagan, yo voy a demostrar mi inocencia en el juicio”, expresó Lackwood.
En el caso de los custodios que fueron beneficiados con la caución juratoria, no podrán salir de sus casas, y dos familiares se responsabilizaron con sus firmas de que tampoco huirán de la ciudad.