Nacional

Empleados dan una “tregua” al Centro Nacional de Sangre


Melvin Martínez

Los Trabajadores del Centro Nacional de Sangre (CNS) de la Cruz Roja Nicaragüense, que desde el viernes iniciaron un paro de labores por el despido de dos trabajadores que dirigían la formación de un sindicato adscrito a Fetsalud, darán una “tregua” a las autoridades de la institución humanitaria para que se reintegre a los despedidos, o, de lo contrario, se irán a un paro total de labores.
“Vamos a dar esta tregua para no afectar a la población por una decisión arbitraria de la administración (de la Cruz Roja). Esperamos que el jueves los compañeros ya estén reintegrados, de lo contrario nos vamos a un paro total”, indicó Nora Argüello, laboratorista del CNS.
En el CNS a diario se realizan exámenes de sangre para obtener licencia para conducir, para conocer el tipo de sangre, y se atiende a las personas que hacen donaciones, en tanto que desde ese local se distribuye la sangre destinada a los hospitales.
También hay equipos para procesar el líquido vital y otros medios valiosos, como los reactivos, que se podrían deteriorar en caso de incrementarse la protesta. Todas estas actividades se dejaron de realizar en el primer día reclamo de los trabajadores.
Los trabajadores afirmaron que como tales están cumpliendo los procedimientos que la Ley les permite para organizar un sindicato, no importando que al final se afilien a Fetsalud u otra organización sindical.
Las conversaciones entre las autoridades y los representantes de los trabajadores continuaron ayer, pero no llegaron a ningún acuerdo, pues los primeros insisten en no reintegrar a los despedidos.