Nacional

Tribunal manda a parar entrega de Cementera


Eloisa Ibarra

Los magistrados de la Sala Civil Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) ordenaron la suspensión de la resolución emitida por sus pares de la Sala Civil Uno, en la que ordenaban la entrega de la administración y bienes de la Cementera a la familia Somoza.
Los magistrados de la Sala Civil Uno del TAM, ordenaron semanas atrás la entrega provisional de la Cementera a la familia Somoza, pese a que el Decreto Tres de 1,979, mediante el cual fueron confiscados, se encuentra firme.
El procurador civil, Humberto Cortez, recurrió de amparo en contra de los magistrados de la Sala Civil Uno, por ordenar la entrega de la Cementera, y los magistrados de la Sala Civil Dos dieron trámite al Recurso y ordenaron suspender la devolución.
Cortez explicó que recurrieron de amparo porque los magistrados de la Sala Civil Uno, ordenaron la ejecución provisional de una resolución que ordenaba la entrega de la Cementera, pese a que habían perdido la competencia por haber sido recusados y existir una queja ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).
Los magistrados no podían ordenar la ejecución provisional, que significa entregar provisionalmente la administración de la Cementera a la familia Somoza, insistió Cortez.
Se recurrió de Amparo por violaciones a principios constitucionales y con esto queda suspendida totalmente la ejecución provisional, porque los magistrados también se dirigieron la jueza quinto civil de distrito, Ligia Rivas, porque ya no puede conocer, ni dar cumplimiento a lo ordenado por la Sala Civil Uno, explicó Cortez.
Insistió en que no cabe el procedimiento de ejecución provisional, porque la resolución confirmada es declarativa de un derecho, no es una sentencia que mande a pagar una cantidad de dinero.
Una casación en trámite
Recordó que aún esta en trámite un recurso extraordinario de casación promovido por la Procuraduría en contra de la sentencia de esta misma sala, que confirmó la resolución de la Comisión Nacional de Revisión de Confiscaciones que ordena devolver la Cementera a los Somoza.
Cortez también promovió un incidente de nulidad absoluta y perpetua por considerar que han violado las normas y procedimientos establecidos en el afán de beneficiar a la familia Somoza, en abierta violación a la ley y el orden público.
El procurador hizo ver el interés de los magistrados a favor de los Somoza, al haber ordenado que se rindiera la fianza de 50 mil córdobas oficiosamente, sobre un bien valorado en 80 mil dólares como mínimo.