Nacional

Huelguistas vuelven al trabajo en la licorera


Róger Olivas

CHICHIGALPA, CHINANDEGA -Tras más de 24 horas de paro por el despido de diez celadores, los 345 empleados permanentes y 285 contratados de la Compañía Licorera de Nicaragua reiniciaron sus labores la mañana del lunes.
Ésta es la empresa fabricante del Ron Flor de Caña, Ron Plata y alcohol puro para el consumo nacional y la exportación a diferentes países.
Alí Altamirano, representante del Sindicato Democrático de la Compañía Licorera de Nicaragua, dijo a EL NUEVO DIARIO que se incorporaron a sus labores después que representantes del recién creado Consorcio de Azúcar, Energía y Rones, se comprometieron ante Leyla Otero, Delegada del Ministerio del Trabajo en Chinandega, a mantener en sus puestos de trabajo a los diez celadores.
Además, prometieron no reprimir con fuerzas antimotines ni celadores de la Empresa de Vigilancia Esesa, encargada de la seguridad interna del Ingenio San Antonio (ISA).
La mañana del lunes, END comprobó que los celadores laboraban normalmente al igual que los otros trabajadores en las 13 áreas de la prestigiosa empresa fabricante de rones y alcohol.
No obstante, Segundo Rivas, representante del Sindicato “Salomón Borrel”, aseguró que los celadores están desarmados y temen que de un momento a otro la patronal envié a los celadores de Esesa y a la Policía.
“Si eso sucede tendrán una respuesta negativa de nuestra parte (no especificó de que tipo)”, dijo Rivas, y añadió que la patronal tiene un listado de 130 empleados a despedir.
Listos a negociar
El dirigente sindical dijo que están listos a negociar con Luis Enrique Martínez, encargado de Recursos Humanos del nuevo consorcio, y con el asesor Marino Castrillo, a quienes les demandan estabilidad laboral.
“Estamos en un compás de espera, y para mientras se soluciona esto estamos trabajando normalmente. Pedimos que los celadores sean integrados en cualquier área o que los dejen en sus puestos de trabajo”, manifestó Alí Altamirano.
Francisco Grádiz, asesor legal de los sindicatos de la Compañía Licorera de Nicaragua, expresó que los trabajadores demostraron unidad, y están a la espera de una negociación que ponga fin a este conflicto.
Intentamos comunicarnos en diversas ocasiones con el doctor Marino Castrillo, para conocer su versión, pero no respondió su teléfono celular.