Nacional

Pugna rojinegra en asalto a ex alcalde

* Se habla de “un documento confidencial” cuya revelación espera la decisión de Daniel Ortega. * En el fondo trasciende una feroz lucha por el poder político del partido en Nagarote * Todos los asaltantes viven en un barrio de Managua

LEÓN Y MANAGUA
A raíz de la detención de Juan Alexander Vásquez Aburto, de 29 años, habitante del barrio 18 de Mayo, y único sospechoso en el asalto perpetrado contra el ex alcalde de Nagarote, la Policía de León conoció que los otros tres delincuentes --identificados únicamente por los alias de “El Indio”, “El Chele” y “El Pollo”-- viven en el barrio “Walter Ferreti”.
El subcomisionado Juan Chávez, jefe de Inteligencia de León, expresó que las investigaciones preliminares arrojan que estos tres tipos son peligrosos, que están tratando de identificarlos por sus nombres verdaderos y que se van a coordinar con la Policía de Managua para ver si los capturan en las próximas horas.
Cabe señalar que el sospechoso fue capturado por la población en la casa de Juan Gabriel Hernández en horas de la madrugada del domingo, después de que junto a tres sujetos entraron a la casa del ex edil nagaroteño, y lo intimidaron, lo mismo que a su esposa e hijos.
El detenido aseguró que fue contratado para realizar un viaje al municipio, pero desconocía las causas, “fue hasta que estábamos en el lugar que me enteré del robo. Yo los conocía a ellos y por eso acepté trasladarlos”, refirió Vásquez Aburto.
Esperaba en un cuarto
Dijo que escuchó los gritos de los niños y de la señora Regina María Novoa Palacios, mientras él esperaba en uno de los cuartos a que le indicaran la salida de la vivienda, adonde llegaron a eso de las doce y treinta de la madrugada.
El afectado, Juan Gabriel Hernández, había recibido amenazas de muerte desde agosto del año pasado, por lo que declinó su candidatura a diputado por el Frente Sandinista, temiendo de que se tratara de presiones políticas de algunos sectores.
Indicó que dos de los individuos ya habían estado en la vivienda, esperando su llegada. “Cuando entramos estaban dos hombres, uno me pidió dinero porque su hija estaba enferma, y como es usual le di unos centavitos, después se fueron. Pasadas dos horas escuchamos que alguien forzaba la puerta, y empezó la pesadilla”, recordó.
Todos portaban armas y los intimidaron, incluyendo a los niños. Lo que le parece extraño es que revisaron todos los rincones del inmueble, incluso una computadora, aunque al inicio le pedían el dinero.
Un documento confidencial
Fuentes ligadas a la familia, indicaron que en medio de esta peligrosa escena que mantuvo al filo de la muerte al ex edil y a su familia, se encuentra un documento confidencial del cual no quisieron revelar mayor información, por lo que no aceptan que se trate de un simple robo.
Juan Gabriel Hernández no negó estas revelaciones, y aseguró que dependiendo de la conversación con el secretario político nacional del FSLN, Daniel Ortega, dará a conocer “de qué se trata”.
“Dependiendo de esa reunión lo voy a sacar, en el partido existe toda una campaña de algunos miembros para sacarme de las estructuras, y a pesar de que la asamblea de Nagarote me ha confirmado como secretario político, se oponen a que siga liderando”, sostuvo.
Hernández ayer por la tarde pidió una reunión con Ortega para dialogar sobre el incidente. Las pesquisas en torno al caso avanzan, según informó la Policía.