Nacional

Tradeco pide US$5 millones más

*Amenazan con “acciones legales” aunque obra fue irregular y está incompleta *Diputados: “Trama con la complicidad del gobierno” *MTI: “No estaríamos dispuestos a pagar eso”

Oliver Bodan

La empresa mexicana Tradeco Infraestructura S.A. de CV, a cargo de la rehabilitación de la carretera Chinandega-El Guasaule, pide US$5,400,077.16 millones más por cancelación de contrato, a pesar de las abrumadoras irregularidades técnicas y financieras de la obra, cuya construcción aún no concluye.
Tradeco ha recibido hasta ahora US$19.5 millones por el proyecto, pero actualmente tiene una demora de más de seis meses. El proyecto implica rehabilitar 72 kilómetros de vía, pero un injustificado sobreprecio de más de ocho millones de dólares ha provocado serios atrasos.
Una carta enviada por Mauro López Aguilar, representante legal de Tradeco, a Manuel Salgado, Director de Vialidad del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), amenaza con realizar “acciones legales” si el gobierno no accede a sus peticiones.
“Me reservo todos los derechos y acciones legales procedentes a favor de mi representada para reclamar dichos conceptos y hacerlos valer si así lo estimara conveniente”, escribió López en su misiva fechada el 26 de mayo pasado.
Tradeco fue contratada en la administración del ex ministro Pedro Solórzano para rehabilitar la vía por US$29.9 millones, a pesar de que la propia Unidad de Adquisiciones de dicha institución fijó el valor de la obra en US$21.8 millones. Es decir, el ex funcionario pactó 8.1 millones de dólares de más sin ninguna justificación técnica, según una investigación periodística de Confidencial y EL NUEVO DIARIO.
A la fecha, sólo 54.3 kilómetros del tramo tienen base negra y de éstos, apenas 9.73 poseen la última capa de pavimento. Además, los 17.7 restantes, ubicados entre Villanueva y El Guasaule, están totalmente abandonados.
La carta del mexicano solicita “realizar la disolución o terminación del contrato conforme a los derechos adquiridos en el mismo y en consecuencia pido se reconozcan los adeudos” que define en el documento.
Tradeco pide US$1,357,624.69 por “estudio de escalatorias correspondientes a los avalúos del No. 01 al 21”; US$139,941.07 por “sobrecostos generados por maquinaria inactiva por suspensión del proyecto del período comprendido del 02 de agosto de 2005 al 10 de marzo del año en curso”; y US$58,549.43 por “sobrecostos indirectos generados por gastos generales de suspensión del proyecto”.
De la misma forma, exigen US$162,727.25 por “sobrecostos indirectos generados por personal en el proyecto por suspensión del mismo del período comprendido”; US$39,891.45 por “intereses por mora en el pago de avalúos del 1 al 21”; y US$796,888.18 por “impuestos pendientes de pago (IGV) correspondientes a los avalúos 1, 2, 3, 17, 18, 19, 19-A y 20”.
Además, los mexicanos requieren US$2,823,791.91 por “ajuste del costo indirecto por disminución en las condiciones establecidas en el contrato”; US$14,875.22 en concepto de “ajuste del adelanto del 75% del valor de adquisición del suministro de tuberías de concreto existentes en obra”; y US$5,787.96 por “ajuste del adelanto del 75% realizado por concepto de fabricación de agregados pétreos para sub base, base, base negra y carpeta de rodamiento.
“Así como también, de la misma manera, esta empresa reconoce los siguientes adeudos que se tienen con el MTI: anticipo pendiente de amortizar por un importe de US$201,159.59; base negra que presenta exudación por un importe de US$138,562.00”, reza la misiva.

Ministro anuente a rechazar pago
Ricardo Vega, Ministro de Construcción y Transporte, alegó que los reclamos de Tradeco tienen base legal.
Según Vega, a pesar de los múltiples señalamientos en la obra, actualmente el MTI analiza la petición de la compañía azteca. “Ellos pasaron una solicitud de revisión de escalamiento que andaba por 1.3 millones, pero eso lo tenemos en stand by. De acuerdo al tamaño del contrato está razonable, porque el petróleo ha pegado a todo mundo, independientemente de los cuestionamientos que se tengan”, dijo.
“Ellos dicen que en las normativas de construcción nicaragüense, si vos parás un contrato, estás obligado en teoría a pagar algunos gastos. Esa es una alternativa de proceder, la realidad es que tenemos un contrato establecido con esta gente que se paró porque se acabó la plata”, añadió.
Sin embargo, debido a las irregularidades técnicas y financieras en la carretera Chinandega-El Guasaule, un dictamen de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional estableció meridianamente que Tradeco debe estar fuera de “cualquier otro proyecto que se relacione con el Estado de la república de Nicaragua”.
“Si ese es el caso, yo soy respetuoso de la ley. Lo estamos analizando (el dictamen), yo no quiero caer en violación de la ley que aprobó el financiamiento, no quiero ‘volarme las trancas’, quiero el soporte legal. Lo vamos a consultar con la Procuraduría y en base a eso tomar una decisión esta semana”, anunció el ministro.
Confirmó que antes del dictamen de la Asamblea, el MTI preparó un “dictamen interno” que concluía “que no hay ninguna justificación aparente para rescindir el contrato”.
Sin embargo, Vega respondió a los señalamientos de las irregularidades en el proyecto.
¿Es correcto responder a este reclamo cuando se ha pagado dinero de más por una obra que no está concluida?
Mi deber es defender los intereses del país. Nosotros no estaríamos dispuestos a pagar eso, si estuviéramos en la posición de rescindir contrato no estamos en la disposición de pagar eso. Ellos, me imagino, tratarán de emplear los mecanismos y demás que puedan, demandarnos, qué sé yo, pero en lo personal, no sé si estoy equivocado, yo creo que no deberíamos de pagar más si se rescinde el contrato.
Navarro: trama MTI-Tradeco
El diputado Wilfredo Navarro, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento, criticó abiertamente la posición del MTI en el tema.
“Todo esto es una trama con la complicidad del gobierno y del MTI. El contrato ya terminó porque Tradeco ya abandonó la obra, hace meses que se fue, sacó su maquinaria, no terminó de cumplir con las últimas cosas que le tocaban y ni siquiera retiró casi millón y medio de córdobas a la orden de ellos. Ellos unilateralmente rescindieron el contrato, así que no tiene por qué venir ahora a demandar ni mucho menos a reclamar”, aseveró Navarro.
“Lo que debe hacer la Procuraduría es acusar penalmente a estos señores, Pedro Solórzano y Tradeco, porque fueron cómplices del saqueo que se hizo con los recursos del Estado. Solamente el incremento del valor de la obra es una cuestión delincuencial”, indicó.
El parlamentario criticó que el MTI preparara un dictamen “para volverle a otorgar a Tradeco la segunda fase del tramo de carretera”. “Pero es la actitud de la Asamblea, que establece claramente que no se le puede dar a Tradeco, que hace que no se emita ese dictamen. Pero sí se pusieron de acuerdo con Tradeco y ahí está la colusión del MTI y el gobierno para hacer esta trama y chantaje para lograr que nuevamente se le dé a Tradeco sigan saliendo comisiones”, destacó.
“Estamos clarísimos: hay que echar presos y acusar no solamente a los funcionarios que salgan con responsabilidad penal en este proyecto, y hacerlo extensivo a los socios de Tradeco, que son cómplices de la defraudación y colusión para robarle dinero al Estado”, agregó.
“No nos quedaría duda de que esto es aconsejado por gente del MTI para atemorizar y hacer que se le dé a Tradeco la segunda fase de la construcción de la obra”, añadió.

Pedro Solórzano, ex titular del MTI, por fin da la cara y habla con END
“No recibí dinero”
*Desacredita investigación periodística, pero no refuta argumentos técnicos
*Ahora resulta que publicaciones de Confidencial y EL NUEVO DIARIO “han afectado el proyecto”
Luis Galeano
El ex ministro de Transporte e Infraestructura (MTI), Pedro Solórzano, repite tantas veces que “soy honesto y que el pueblo me conoce” que a veces uno podría creer que él mismo duda de su afirmación.
Siempre trata de ser agradable en medio de una entrevista que le provoca incomodidad, y recurre a lo chabacano y dicharachero cuando uno se acerca al terreno movedizo de las preguntas difíciles.
A la vez, no pierde la oportunidad de descalificar y hasta ofender a cualquiera que ponga en duda su actuar, aun cuando existan documentos y pruebas que demuestran irregularidades durante su paso por el MTI.
Mientras conversamos sobre una sanción que le impuso la Contraloría por falsear su declaración de probidad, se muestra muy relajado y seguro de sí, pero cuando abordamos el tema de las irregularidades en el caso de la construcción Chinandega-El Guasaule, la actitud de “Pedro Carretón” es similar a la que asume cualquier provinciano cuando le “mientan” a su madre.
La carretera Chinandega-El Guasaule era un símbolo de la “Nueva Era”. Sin embargo, tiene múltiples irregularidades financieras y técnicas y no ha concluido su construcción ¿Cómo responde a esos señalamientos?
A mí me parece que las publicaciones que han sacado son más bien las que han afectado el proyecto, porque aquí: carretera terminada, carretera olvidada, y en ese sentido si ustedes hicieran un trabajo parejo, verían otras cosas, por ejemplo, el paso a desnivel que está haciendo Nicho Marenco empezó costando 40 millones de córdobas y ahora cuesta 81 y ni siquiera fue licitado.
Esa carretera tenía un diseño que fue hecho antes del (huracán) Mitch, y esos diseños después se sobredimensionaron porque fue de las carreteras más afectadas, y de 19.5 millones de dólares se vio que podría costar 29 millones de dólares, y no lo dice Pedro Solórzano, lo dicen las licitaciones.
Pero los documentos que tiene en su poder EL NUEVO DIARIO dice que hubo un sobreprecio en este caso.
No hay tal sobreprecio. Tradeco es una empresa mexicana y ganan ellos los proyectos porque son fondos mexicanos, y para que hubiese un sobreprecio tendría que haber una confabulación internacional de grandes magnitudes, porque tendría yo que poner en sinergia a México, Honduras, el BCIE, el Ministerio de Hacienda de Nicaragua y hasta a los diputados que pusieron crédito parcial.
El daño que se le ha hecho a la carretera no fue Pedro Solórzano ni Tradeco: se lo ha hecho Carlos Fernando Chamorro en Confidencial, con sus artículos que han atrasado por ocho meses los desembolsos, porque los diputados al ver todas estas publicaciones dijeron: “chiva”.
Yo no veo por qué sean los medios de comunicación los culpables de esto, porque hay incluso una investigación formal de parte de la Fiscalía, la Contraloría, y la Asamblea Nacional decidió no darle a Tradeco la segunda parte de la obra porque ha visto un seguimiento serio y con pruebas de EL NUEVO DIARIO y Confidencial de las irregularidades en este caso.
Yo sé, y hasta aquí han venido cuatro veces auditores de la Contraloría, mandados por los contralores a hacerme miles de preguntas. Si esto ha sido un hostigamiento increíble, por eso te estoy hablando con esa naturalidad, porque el que no la debe no las teme. Soy un hombre honesto porque en mi familia me enseñaron a caminar por el buen camino.
¿Por qué no participaron consorcios mexicanos-nicaragüenses cuando documentos del mismo BCIE señalan que esto era posible?
Eso lo hubieran hecho los nicaragüenses. Lo que ocurrió fue que no se “prepearon” y no se pusieron de acuerdo con los mexicanos.
¿Viajó alguna vez a México para negociar esta licitación?
Jamás en la vida, la única vez que fui fue en una visita oficial con el presidente Bolaños.
Afirma que no hay fundamentos sobre los señalamientos en su contra, sin embargo, Jorge Carranza Díaz, ex Ministro de Transporte de Honduras, negó que le haya dado un estimado categórico sobre el precio de la obra, y ese fue su argumento para justificar los ocho millones de dólares de sobreprecio. ¿Cómo responde a eso?
Lo que pasa es que esto tiene un vínculo que es sencillo, y es que vos sabes que Tradeco y estas empresas mexicanas habían trabajado con el BCIE en Honduras, y para tener un precio base y saber cómo le había ido al hondureño, yo le mando a preguntar porque es mi homólogo, y esa es la única razón por la que le pregunto.
Pero el ministro de Honduras le aclaró en su momento que cada país trabajaba con sus normas y leyes, y que si se metía a dar estimados en Nicaragua sería injerencia de un país en otro.
Los documentos existen y ya los hemos mostrado, porque hasta en valijas diplomáticas vinieron, así que no estoy inventando, porque no tengo por qué hacerlo. Ahora, si vos sacas la división de de 72 kilómetros entre lo que está costando la carretera te sale como a 460 ó 450 mil dólares el kilómetro, y estamos hablando de una carretera en donde el tráfico es pesado, que fue muy afectada por el Mitch y definitivamente ese era el costo.
A mí me hubiese gustado que hubiesen sido (constructoras) nacionales (las que la hicieran), porque tal vez ese el problema en todo esto, pero con estos créditos amarrados no podés hacer otra cosa. Si no, imaginate cuando te regalan los puentes de Japón, vos no les podés decir: usted me los regala, pero me los construye otro. No se puede, (porque) son préstamos que tiene que pagar el Gobierno de Nicaragua y son condicionados, y eso es lo que no han podido comprender.
Pero si las cosas son como las plantea, ¿por qué la Cámara Nicaragüense de la Construcción ha criticado y afirmado las irregularidades en la obra?
Sí hombre, si yo sé, pero si por ejemplo viene Dinamarca y hace San Lorenzo-San Benito y la tuvieron que volver a hacer, y ahorita anda por 650 mil dólares el kilómetro, pero la dieron amarrada…, y por eso yo lo que recomiendo para futuros gobiernos es que las carreteras que se hagan, sean llave en mano, para evitar todo esto.
Y te digo esto porque hacer 780 kilómetros de carretera en el tiempo que yo estuve es un record, nadie lo ha reconocido, pero así es, porque ni en tiempos de Alemán que le dieron riales para el Mitch se hizo esa cantidad de kilómetros entre adoquinado y pavimento.
Cuando vos hacés ese tipo de cosas, te lastimás con licitaciones y ese tipo de cosas, pero a mí me pusieron en el MTI para hacer las cosas, no para andar declarando desiertas las licitaciones, porque el miedo es el peor enemigo de este país.
¿Por qué no se ha concluido la carretera, si es tan buena como afirma?
Bueno, ahí llegaron los grandes ingenieros como Víctor Guerrero y Agustín Jarquín, y vieron que la obra iba bien, y yo no tengo por qué ser el relacionistas público de Tradeco, no me conviene ni debiera de serlo, pero dicen que la obra iba bien hasta donde iba con los 19 millones de dólares, lo que estaban esperando era el resto para seguir adelante, y ¿qué paso? Un impasse de 8 meses. ¿Por qué?, por las publicaciones que empezó a sacar este (Carlos Fernando) Chamorro.
Si todo es responsabilidad de los medios por lo que han publicado, ¿por qué entonces la Asamblea Nacional --que nada tiene que ver con los medios-- decidió no otorgar la segunda parte de la obra a Tradeco y recomendó al Gobierno no darle ninguna otra obra a esa empresa?
Bueno, son los intereses políticos que se juegan en el pacto, y de todas maneras ellos no pueden hacer absolutamente nada de eso, y si vos revisás la ley, el Ejecutivo es el que ejecuta, el Legislativo el que aprueba, punto. Y no hay nada más que hacer, y ahí lo que Tradeco haría es demandar a Nicaragua inmediatamente por esa situación, porque a ellos se les atrasó el préstamo, es todo lo que están diciendo.
Todo lo demás, esas páginas que ustedes sacan en EL NUEVO DIARIO todos los lunes, es reciclaje completo de la noticia, y no han podido decir: “¡Bingo!, agarré a Pedro Solórzano en la maturranga”, y no lo van a hacer, porque Pedro Solórzano es honesto y el pueblo lo sabe.
Yo no he visto reciclaje, he visto cada vez más evidencias de que algo anda mal en este asunto, y lo último es que hasta han tratado de desaparecer documentos que hablan del verdadero costo de la obra.
Eso es falso, porque todos esos documentos están foliados y no se pueden desaparecer así por así.
Lo que muchos podrían pensar es que recibió dinero por alterar el precio de la obra, ¿así fue?
En mi vida he recibido más dinero que el que me he ganado, que es como salario, y hasta molesta la pregunta. Mi capital es más político que económico, y eso lo refleja mi declaración de probidad. Soy honesto, he construido mi capital con mi trabajo porque no soy dundo, trabajé en la empresa privada y he vivido 14 años en la misma casa, no como otros, que ahora son diputados, que antes vivieron en Monseñor Lezcano y ahora viven en Las Cumbres.
Los Contralores no piensan lo mismo, porque según ellos falseó su declaración de probidad y hasta le impusieron una multa por eso.
Ese es un ataque hasta criminal del arnoldismo en mi contra, porque lo que no soportan es ver que quiero elegirme de diputado, no soportan que me detenga en un semáforo con el vidrio abajo, y que la gente no diga el ministro, sino “Pedro Carretón”.
Eduardo Montealegre dijo que si le encontraban algo en la Contraloría le iba a pedir que se retirara de su lista de diputados, ¿lo va a hacer?
No tengo por qué y Eduardo rectificó, dijo que si me encuentran una sentencia firme condenatoria, y no existe eso.
Le recuerdo que la Contraloría ya le impuso una presunción penal por el caso de Solectra, y está recurrida de amparo ante la Corte que manejan los magistrados nombrados por el pacto. ¿Cree que eso sí lo puede enviar a los tribunales si esos magistrados quieren?
La verdad es que no me acordaba de ese caso, pero ni con eso van a poder, porque no he hecho nada indebido.

Cámara Nicaragüense de la Construcción:
“Tradeco actuó con dolo”
*“Enorme ineficiencia del Poder Ejecutivo para averiguar qué ocurrió verdaderamente en el proyecto”
El reclamo de Tradeco por más de cinco millones de dólares tiene asidero legal, pero el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) dispone de opciones para evitar una demanda de la compañía mexicana, aseguró Fernando Valle, Gerente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción.
“La carta de Tradeco es un anuncio, no es una demanda, pero está apegado a los términos del contrato. Pero el aspecto más de fondo es que --por lo que se observa de la licitación-- se podría decir que las ofertas estaban cambiadas. Entonces, Tradeco no tendría derecho a nada, porque fue una empresa que actuó con dolo”, aseguró Valle.
“Desde el punto de vista legal el reclamo tiene fundamento porque existe una serie de incumplimientos por parte del Ministerio, que fueron resultado de la falta de fondos. El hecho de que la obra estuviese sobrevaluada significó que el Ministerio la tuviera que suspender”, dijo Valle.
¿Es válido que el país pague más por una obra no concluida y con irregularidades técnicas y financieras?
No, claro que no. Verdaderamente ha habido una enorme ineficiencia por parte del Poder Ejecutivo en darle seguimiento a qué es lo que ocurrió verdaderamente en el proyecto, haber reclamado de parte del BCIE que se formalizara una auditoría con toda la rigurosidad que el caso amerita, porque existen violaciones flagrantes a todos los términos de contratación del BCIE.
Lo que se debe hacer es establecer las responsabilidades que están significando, por un lado, que la obra haya sido sobrevaluada, y como resultado de esa sobrevaluación, que el Ministerio se haya quedo sin recursos y que ahora como resultado se esté exponiendo a una demanda.

Argumentos legales de Tradeco
La misiva dirigida al MTI por Tradeco justifica el reclamo de más de cinco millones de dólares ante “la situación en la que se encuentra la obra desde hace meses, y actualmente sobre la indefinición existente respecto de la asignación de los recursos económicos faltantes pactados en el contrato señalado”.
La carta enumera los argumentos legales de la compañía mexicana para su reclamo:
A la fecha del presente, el MTI no ha dado cumplimiento a las siguientes obligaciones:
1.- La ampliación del contrato definida en la cláusula tercera y cuarta del mismo por un importe de US$12,667,459.58.
2.- Pago de impuestos conforme el pliego de bases y condiciones para la ejecución de las obras del proyecto, Sección 3, Condiciones del Contrato, Cláusula 43. Pagos. Así como el incumplimiento del pago de impuestos estipulado en la pregunta número 5 de las Aclaraciones No. 1, durante el proceso de licitación (se adjuntan a este comunicado copias de los oficios enviados a esta empresa por el MTI a este respecto, de fechas: 18 de agosto de 2005, 11 de agosto de 2005, 28 de agosto de 2005 y 1 de noviembre de 2005.
Por lo anteriormente expuesto y con fundamento en el artículo 103 de la Ley 323, el cual a la letra dice: “Arto. 103. Terminación por causas imputables a la entidad contratante. El contratista podrá solicitar al organismo adquiriente la disolución del contrato, por las siguientes causas imputables a la entidad contratante: a) Por incumplimiento de las obligaciones contractuales por más de sesenta días”.
Y con fundamento también en el artículo 147 del Decreto No. 21-200. Reglamento General de la Ley de Contrataciones del Estado, el cual a la letra dice: “Arto. 147 Derecho a la terminación anticipada del contrato. El contratista podrá solicitar al organismo adquiriente la disolución del contrato, por las siguientes causas imputables a la entidad contratante: Por incumplimiento de las obligaciones contractuales por más de sesenta días consecutivos”.
Con fundamento también en la Cláusula Sexta del Contrato en cuestión, numeral 4, el cual a la letra dice: “Cláusula Sexta: Derechos del Contratista: 4) Derecho a la terminación anticipada del contrato. El contratista podrá solicitar al organismo adquiriente la disolución del contrato, por las siguientes causas imputables a la entidad contratante: 1. Por incumplimiento de las obligaciones contractuales por más de sesenta días consecutivos”.
Y, con fundamento en lo estipulado en las Especificaciones Generales para la Construcción de Caminos, Calles y Puentes (NIC-80), en el artículo 109.08, Numeral 3, último párrafo que dice textualmente: 109.08.- Cancelación del Contrato. 3.- Cancelación del Contrato por Conveniencia del Contratista. La liquidación final será hecha de conformidad con las estipulaciones de la cláusula 2 de este mismo artículo”.