Nacional

Bluefields en vilo por juicio maratónico

* Familiares de procesados por el asesinato de cuatro agentes del orden, el 4 de mayo de 2004, en la delegación de Policía de esta ciudad caribeña, cuestionan idoneidad de testigos.

Heberto Jarquín

Bluefields/ RAAS
Anoche, la impaciencia se apoderó de la población de Bluefields tras iniciarse el juicio en contra de Carlos Alberto Padilla Oporta, Marcos Reñazco Padilla, José Ángel Padilla Oporta y Miguel Ángel Reñazco Padilla, los tres primeros detenidos, y el cuarto prófugo, por supuesta colaboración necesaria en el asesinato de cuatro oficiales el 4 de mayo de 2004 en la delegación policial de Bluefields.
El colombiano Robert Wilson, alias “Calidad”, es señalado por la acusación como el cabecilla de los sicarios que masacraron a los oficiales Juan José Fúnez, Ruth González, Johnny Dometz y Róger Villachica Espinoza.
La única sobreviviente de la masacre, la también oficial Ana Estela Valderrama, será presentada esta noche como testigo ocular de los hechos.
También es procesado como colaborador necesario el ex gente antidrogas de Bluefields, Delvin Jirón Gutiérrez, quien se encuentra prófugo.
Frío proceso
Ni el fiscal acusador, Javier Morazán, ni los abogados defensores Marta Barillas y Martín Chica Larios, han sido tan convincentes en sus alegatos. La jueza de Distrito de lo Penal de Bluefields, Hellen Lewin, denegó la petición de ambas partes de desechar algunas pruebas y testigos.
En tanto, un testigo clave de la acusación, Nelson Torres Marín, negó conocer a Robert Wilson y el plan de asesinato de los policías; tampoco admitió que haya comprado alimentos para los sicarios por encargo del ex agente antidrogas Delvin Jirón.
Por su parte, la madre de Jirón rechazó al testigo de la acusación, Domingo Alarcón, a quien calificó como un drogadicto y ratero sobornado por la Policía para que declarara en contra de los acusados.
Alarcón declaró que Miguel Ángel Reñazco le confió que iban a matar a varios policías, que consiguió los guantes para el operativo, y que acompañó a los Reñazco cuando exploraban los alrededores de la sede de la Policía de Bluefields.
Se esperaba que antes de la medianoche de ayer, el jurado tendría preparado el veredicto.