Nacional

Inspector policial acusado amenaza con “cantar todo”

* Lo del café narcotizado y las llaves copiadas parecen ser solamente suposiciones policiales * Carcelero Lackwood completamente aislado, y fiscal auxiliar rehúsa referirse a los cargos

Fermín López

Puerto Cabezas, Raan
Para hoy está programada la audiencia inicial contra tres policías y el taxista sospechosos de haber ayudado a escapar a los dos narcotraficantes internacionales desde las cárceles de la Policía de esta ciudad.
El inspector de Policía, Mario Lackwood Smith, y el taxista José Antonio Balladares Figueroa, junto a los custodios Tony Macelmo y José Salmerón, fueron detenidos después de investigaciones que realizaron agentes de la Dirección de Auxilio Judicial y de la Dirección Antidrogas de la Policía.
El pasado viernes, dos de junio, en conferencia de prensa, la Policía de esta ciudad a través del segundo jefe, comisionado Lee Edwin, informaron de todo el plan que supuestamente desarrolló el inspector Lackwood para la fuga de los narcotraficantes Melvin Velásquez Redondo, de origen hondureño, y Mercedes Rodríguez Alarcón, panameño.
Entre detalles brindados en la conferencia de prensa, el jefe policial dijo que los custodias pudieron ser dormidos con una sustancia diluida en una taza de café a cada custodia del área del control de detenidos.
Y en segundo lugar se refirió a que el inspector Mario Lackwood fue jefe del área de control de detenidos durante seis meses, tiempo suficiente para que pudiera sacarle copia a las llaves del penal y ahora planificar esta fuga.
EL NUEVO DIARIO intentó hablar con el fiscal auxiliar que lleva el caso para conocer de las pruebas fuertes que lleguen a demostrar la participación de los cuatro detenidos, pero fue imposible, porque, según él, sólo el fiscal regional puede hablar del caso y no se encontraba en la ciudad.
Después de una semana de investigaciones desarrolladas por EL NUEVO DIARIO, logramos conocer que la supuestas llaves copiadas y la sustancia que le echaron en el café a los custodias para que se durmieran son sólo suposiciones, debido a que hasta la fecha los investigadores policiales no han encontrado las “llaves copias” que abrieron las puertas de hierro de las cárceles.
Se supo que en un allanamiento que realizaron a la casa del oficial, no encontraron nada que lo pudiera vincular al delito que se le imputa.
Una fuente ligada a la Policía dijo que, efectivamente, les realizaron pruebas a los dos custodias para ver qué llevaba el café que bebieron, pero el resultado de esta prueba no ha llegado del laboratorio nacional de criminalística.
En la audiencia preliminar celebrada el pasado sábado, donde el Ministerio Público acuso al inspector Mario Lackwood y al taxista José Antonio Figueroa, el inspector negó en reiteradas ocasiones y con firmeza su participación en dicho plan de fuga.
A través de una persona muy cercana al inspector Lackwood, éste manifestó que si trataban de inculparlo en este caso él iba abrir la boca y a decir mucho de lo que sabía. Mientras tanto, la jefatura policial ha restringido las visitas a Lackwood, a quien sólo puede verse con una orden judicial.