Nacional

Repatriarán cuerpo de nica muerto en México

* Cancillería niega desinterés * Malpaisillo respira aliviado

Marianela Flores

León
Lo que parecía imposible, finalmente se logró. El pueblo de Malpaisillo, junto a la familia del nicaragüense fallecido en México, recogió siete mil dólares para repatriar el cuerpo.
Después de siete días de intensa lucha, haciendo rifas, golpeando puertas en distintos lugares y pidiendo dinero en cajitas, podrán enterrar en Nicaragua los restos de Orlando Pérez, quien pereció en el país del norte mientras iba en busca del “sueño americano”.
“A pesar de las diferencias del pueblo demostramos que hay unidad cuando se trata de brindar apoyo a la gente, máxime cuando es un caso inhumano e injusto”, indicó el párroco del Malpaisillo, Ariel Rojas, quien se mantuvo al frente de las gestiones.
De cinco a siete mil dólares
Hasta el martes por la tarde no tenían los cinco mil dólares que inicialmente necesitaban, pocas horas antes de que Martha Vázquez, la esposa del fallecido, viajara a México. La situación fue más crítica cuando el monto para el traslado aumentó a siete mil dólares.
Un monto altísimo
Volvieron a golpear puertas y algunas empresas se solidarizaron, igual que alcaldías. “La Cancillería después nos dijo que eran siete mil dólares lo que se gastarían. Fuimos a la casa del Frente Sandinista y nos donaron dos mil dólares.
También fue importante la colecta de varias iglesias de León entre sus feligreses”, señaló el párroco de Malpaisillo. Y la noche del martes se completó el dinero.
La familia y la población consideraron demasiado altos los costos del traslado.
El sacerdote mexicano Alejandro Salalinder ha estado en contacto con la familia desde Oaxaca, y está apoyando las gestiones. Refirió que la funeraria mostró disposición de cobrar lo mínimo, por lo que estima muy alto los siete mil dólares.
Esperan sepultarlo la próxima semana
Salalinder ayudó a los cuatro nicaragüenses indocumentados cuando sufrieron el accidente de tren en México, fue el último que estuvo con Orlando, y el que informó sobre su muerte a la esposa.
La esposa viajará a México y espera estar de regreso en Malpaisillo el próximo miércoles para empezar las honras fúnebres.
Desde la semana pasada, cuando no tenían ni la mitad del dinero, prepararon las condiciones del entierro en el panteón del pueblo, manteniendo la esperanza de que conseguirían los recursos.
La viuda, Martha Vásquez, no descartó realizar una autopsia para determinar la causa de la muerte de su esposo.
Cancillería: “Hemos apoyado desde el inicio”
El jefe de información de la Cancillería, Oscar García, aclaró que la institución ha apoyado desde el inicio, ya que “es un deber del Estado asistir a sus conciudadanos”.
Indicó que han garantizado a la esposa el pasaporte, la visa, boletos de avión y estadía en México, “y eso no es poca plata, están poniendo una parte de los gastos, pero el resto lo estamos asumiendo nosotros, incluyendo gestiones en ese país”, señaló.
Dijo que no se necesita de una carta de un párroco ni de gestiones de organismos de Derechos Humanos para actuar, “puesto que la actuación beligerante de este Ministerio para este caso específico ya era de todos bien conocida, pues por mandato constitucional se tiene que hacer”.
La familia ha recibido apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, aunque, a la Cancillería, la Asamblea Nacional no le aprueba un presupuesto lo suficientemente holgado para atención a nacionales en el extranjero, dijo García.
Desde que conocieron de la muerte del nicaragüense, la familia se dirigió a la Cancillería, pero no aceptaron incinerar el cuerpo, que era la única forma como podían ayudarles a repatriar los restos.
“Es así que comenzamos a buscar cómo conseguir el dinero y hacer contactos en México, y finalmente alcanzamos la meta”, sostuvo Herminia Díaz, ciudadana de Malpaisillo.