Nacional

SIB acatará y ordena acatar

* Levantamiento de sigilo bancario cubre todos los requerimientos, expresa Secretaria General del Ministerio Público

Eloisa Ibarra

El fiscal general de la República, Julio Centeno Gómez, afirmó ayer que ninguna de las personas a quienes la jueza Ligia Rivas ordenó entregar la información que requiera la Contraloría General de la República (CGR) en la investigación de los Certificados Negociables de Inversión (Cenis), podrá oponerse porque es una orden judicial, y las consecuencias de no cumplir, son el desacato y la desobediencia.
“Si no hay obediencia se pueden tipificar acciones ilícitas, como el desacato y la desobediencia”, dijo Centeno, tras explicar que los banqueros dependen de la Superintendencia de Bancos (SIB) y si no quieren cooperar, la ley obliga al Superintendente a cumplir la sentencia.
Urcuyo acatará
El superintendente de Bancos, Víctor Urcuyo, afirmó que cumplirá con lo ordenado por la jueza Rivas, y la información que no tenga la SIB tratará de obtenerla, “por ejemplo, no tengo la información de cuánto se entregó en Cenis a los bancos, ni los contratos que los liquidadores usaron para servicios profesionales”, dijo.
Urcuyo reveló que ya le remitió a los bancos la sentencia de la jueza Rivas, y éstos lo llamaron para solicitar aclaraciones. Ayer durante una reunión analizaron el contenido de la orden judicial y les dejó claro que su obligación es cumplir con lo ordenado, aunque el tema específico no era ese.
“Ellos (banqueros) están dispuestos a cumplir con la orden judicial, y en mi caso estoy obligado constitucionalmente”, dijo Urcuyo, tras indicar que tratará de reunirse con las autoridades del Banco Central de Nicaragua (BCN) para lo relativo a la información que ellos manejan.
Aclaró que la SIB no tiene información de los bienes que las Juntas Liquidadoras entregaron al BCN, y en lo relacionado con la subasta no tienen nada porque lo manejó el BCN.
Centeno expresó su satisfacción por la decisión de la jueza Rivas, porque el destino final de la documentación que reciba la CGR es la Fiscalía, que realiza una investigación penal de todo el procedimiento de los Cenis.
En este escenario se buscan las acciones ilícitas o punibles que pudiesen existir, y toda esta información es importante para la investigación, y ya comenzó a remitir el Superintendente de Bancos, indicó Centeno.
Cubre todos los requerimientos
Delia Rosales, Secretaria General de la Fiscalía y parte del equipo que investiga el caso, indicó que el levantamiento del sigilo bancario ordenado por Rivas, es tan amplio que cubre todos los requerimientos de ellos.
Centeno reveló que la Procuraduría General de la República (PGR) había solicitado el levantamiento del sigilo bancario ante otro juez desde hace un año, y ahora lo formuló a petición de la CGR y la jueza accedió.
Rivas ordenó a la SIB, el BCN y los bancos privados, que entreguen toda la información que requiera la CGR para cumplir con su deber constitucional de controlar, examinar y evaluar la gestión administrativa y financiera sobre todo el proceso de emisión de los Cenis.
Al presidente del BCN, Mario Arana, Rivas le ordena brindar a la CGR toda la información sobre la clasificación original de la cartera del Interbank, Bancafé, Bamer y Banic, con el detalle de la reclasificación posterior de la cartera correspondiente al banco y el papel jugado en esta reclasificación por la Comisión Liquidadora de Cartera del BCN.
Esto, debe incluir de forma detallada el nombre de todos los que han formado parte de dicha comisión; responsabilidades y plazos en los que ejercieron alguna función; decisiones tomadas, propuestas y planes hechos, y órgano que autorizó o aprobó dichos proyectos o planes de la mencionada Comisión, así como toda la documentación que soporte la reclasificación de los créditos.
Rivas le ordena a Arana que informe a la CGR sobre el valor de los Cenis entregados a cada uno de los bancos, así como el valor facial y número de identificación correspondiente de cada uno de los Cenis entregados en la negociación general, y por cada uno de los créditos reclasificados como incobrable o de difícil recuperación.
Detalle del registro inicial, posterior y actual de los referidos certificados, así como la de los instrumentos que pudieron sustituirlos, en el caso que se ha haya producido tal sustitución por renegociación de deuda o cualquier otra causa.
También le ordena a Arana entregar toda la información sobre las subastas llevadas a cabo posteriormente en relación con los créditos y propiedades relacionadas con las deudas originales a favor de los bancos mencionados, así como el estado actual de los bienes y créditos NO subastados y que fueron recibidos por el BCN.
Se ordena a los bancos privados brindar a la CGR toda la información que esa institución requiera, a fin de cumplir el mandato constitucional de controlar, examinar y evaluar la gestión administrativa y financiera sobre todo el proceso de emisión de los Cenis.
Sobre la subasta
Cada uno de estos bancos y el Superintendente deberán informar a la CGR el detalle de todo lo relacionado con la reclasificación de la cartera de los bancos intervenidos y/o declarados en estado de liquidación forzosa, que fuera adquirida por cada uno de los tres bancos, señalando todos y cada uno de los créditos que por haber sido clasificados como cartera “D” o “E”, el BCN les entregó Cenis.
El informe, indica la sentencia, deberá señalar cada crédito recibido, el cobro realizado por el banco, y el pago efectuado por cada uno de los deudores de los créditos a los bancos adquirentes de dichos créditos.
Cada uno de los tres bancos deberá informar a la CGR si participaron en las subastas del BCN; cuántos y cuáles créditos y propiedades adquirieron, con una relación detallada de cada uno de los créditos y propiedades; cuál fue el valor de adquisición de las mismas; cuál fue el uso que se le dio a cada propiedad, cuál fue el valor con que registraron los créditos y los créditos en sus estados financieros, y cuál es el valor que actualmente reflejan sus libros contables.
La juez Rivas ordena a la SIB y al BCN, que entreguen a la CGR el nombre de todas las personas que conformaron las Juntas Liquidadas del Interbank, Bancafé, Bamer y Banic. Los montos percibidos por cada uno de los liquidadores en cualquier concepto, incluyendo los honorarios.
Asimismo, el detalle de todos los bienes y servicios adquiridos, incluyendo nombres de las personas naturales y jurídicas que recibieron pago de parte de la Junta Liquidadora por recuperación de carteras: monto de lo asignado a cobrar, monto de lo recuperado y el pago realizado por recuperación. A los liquidadores les ordena entregar toda la información requerida.
Opina contralor
El presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy, indicó que la orden de la jueza Rivas de levantar el sigilo es lo suficientemente amplia para conocer cada detalle de lo que realmente pasó en todo el caso de los Cenis.
“Ahora que no nos salgan con cuentos, porque ahora sí tenemos cómo tipificarlo: se llama desacato, y el que incurra en eso va a la cárcel. Llegó la hora de saber la verdad, y tengan la plena seguridad de que así será, porque la orden de la jueza es amplísima”, dijo Argüello Poessy.
Agregó que esto es una muestra de que cuando las instituciones del Estado y el Poder Judicial trabajan coordinadamente, los resultados son positivos para el país.
“Vamos a saber cómo se reclasificó la cartera, quién se benefició, cuánto fue lo que realmente costó proteger a los depositantes, cuánto fue la ganancia adicional de los bancos y cuánto fue lo que realmente se llevaron con la ‘reingeniería financiera y cómo nos endeudamos con 500 millones de dólares”, dijo Argüello.
Agregó que la Contraloría iniciará su trabajo con las Juntas Liquidadoras para saber cómo se reclasificaron los créditos, porque el ex presidente del BCN, Noel Ramírez, ha negado responsabilidades en este asunto, pero que el ex gerente de esa entidad y actual ministro de Hacienda, Mario Flores, ha admitido que sí tuvieron que ver con ese asunto.
(Con la colaboración de Luis Galeano)