Nacional

Pescadores nativos reclaman por empleo

* Se quejan porque flota coreana trae marineros de su lejano país asiático.

Heberto Jarquín

El Bluff/ RAAS -Alrededor de 300 pescadores del puerto de El Bluff, Región Autónoma del Atlántico Sur, realizan una protesta porque acabó la veda del camarón, pero ellos no tienen opción a participar en las faenas de pesca, ya que la empresa Conicsa, propiedad de unos inversionistas coreanos, trae a los marineros y capitanes de barcos desde su lejano país asiático.
Mark Linton Hoppinton, un veterano pescador de El Bluff, dijo que los coreanos tienen 13 años de llevarse los mariscos del Caribe nicaragüense, y ni siquiera les dan opciones de trabajo a los marineros costeños. “No permitiremos que se mantenga esta situación”, señaló.
Heninston Beer, un veterano y experimentado capitán de barco, se siente frustrado porque tiene tres años sin tocar un timón. “El gobierno tiene la culpa, porque no exige a estas empresas extranjeras que cumplan con la ley de pesca, que establece que las tripulaciones tienen que ser nacionales”.
“Chanchada”
Un pescador de El Bluff que protestaba frente a las instalaciones de Conicsa y que sólo se identificó como Róger, dijo en tono irónico que “en esta empresa te aplican la ley del chancho: la comida es espantosa, los barcos apestan y no te reconocen ningún beneficio laboral ni seguro social”.
Róger se queja por la falta de beligerancia de su sindicato. “Amucca (Asociación de Marineros de la Costa Atlántica) no hace nada por nosotros; sospecho que están vendidos a las empresas pesqueras”.
b>Chanchullo
Heninston Beer señaló que los asesores legales de Conicsa son marrulleros. “Nacionalizaron los 11 barcos, pero la tripulación sigue siendo coreana, y de esta forma siguen violando la ley, sólo falta que nacionalicen a los marineros chinitos (coreanos) para no contratar pescadores nicaragüenses”.
Beer hizo un llamado al Consejo Regional del Atlántico Sur para que investigue la discriminación que la empresa pesquera coreana Conicsa aplica en contra de los marineros y capitanes de barco nacionales.
El asesor legal de los pescadores, Pedro Joaquín Ríos, informó que ya conversaron con dos directivos de la empresa coreana, a los que sólo identifica como señores “Fito” y “Kim”, “pero no llegamos a ningún acuerdo.
Ríos explicó que cada barco coreano emplea a siete marineros. “Nuestra propuesta es que dejen a tres coreanos y que contraten a cuatro nicaragüenses”.
“Para que todos nuestros marineros y capitanes tengan oportunidad de empleo, proponemos que se roten en cada faena de pesca de un mes”.
Hasta el momento, los empresarios coreanos se ha mostrado reticentes a dar declaraciones sobre esta controversia, y los pescadores costeños siguen esperando la presencia del Ministerio del Trabajo, Ministerio de Finanzas, Industria y Comercio, y de la Administración de Pesca, para que les escuchen sus demandas.