Nacional

Se inician estudios a siamesas nicas en EU


La Nación, Costa Rica

Las siamesas Yurelia y Fiorella Rocha Arias empezaron su sesión de exámenes médicos el jueves con un ultrasonido del corazón o ecocardiograma.
Ésta es la primera evaluación que se les realizará para determinar si existe alguna posibilidad de separar a las niñas, quienes nacieron unidas por el tórax, hace nueve meses, en el Hospital México. Las chiquitas comparten una válvula del corazón y el hígado.
Las menores reciben atención en el hospital Cedars-Sinaí, de Los Ángeles, California --en Estados Unidos--, gracias a la ayuda de la Fundación Mending Kids International, que pagó todos los gastos de traslado desde Costa Rica hasta ese país y sufraga los costos hospitalarios y el hospedaje en una casa cercana al hospital.
Ellas viajaron el 25 de mayo junto con su mamá, María Elizabeth Arias. En el viaje las acompañó el cirujano guatemalteco Werner Cajas Dubón, de la Asociación Healing the Children (Sanar a los Niños). Cajas y otros profesionales lograron separar a las guatemaltecas María Teresa y María de Jesús Quiej, el 6 de agosto de 2002.
Según informó Margarita Guerrero, consejera de la Embajada de Nicaragua en Costa Rica con funciones consulares, el viernes se les realizó una resonancia magnética. "La revisión está a cargo del cirujano plástico Marck Urata y del cardiólogo Alfredo Trento. Esperamos que ya el jueves próximo puedan emitir alguna información", dijo.
Los padres de las niñas son nicaragüenses.
Aunque en principio se dijo que las menores permanecerían un mes en Estados Unidos, puede que sea menos tiempo, dependiendo de los estudios y de la evaluación de los resultados.
El papá de las menores, José Luis Rocha, se quedó en el país con sus otros hijos. Él contó que ya ha recibido dos llamadas desde Estados Unidos de su esposa, María Elizabeth, contándole lo bien que se encuentran las niñas.
"Los médicos las miran sanas. Les están haciendo exámenes porque los que les hicieron aquí (Costa Rica) no iban completos. La doña (María Elizabeth) me contó que parece que Fiorella quiere engriparse y están tratando de que no se resfríe", manifestó Rocha.
Desafío médico
Las bebés Fiorella y Yurelia comparten una válvula del corazón y el hígado