Nacional

Insisten en entregar la Cementera a los Somoza

* Gadea, Barquero y Borge con toda la estirpe sangrienta a sus espaldas

Eloisa Ibarra

Los magistrados de la Sala Civil Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), ordenaron que se entregue provisionalmente la Cementera a la familia Somoza, que pretende apoderarse del bien, aunque el Decreto Tres --con el cual les fue confiscada-- está firme.
La resolución tomada por los magistrados: Noel Rivera Gadea, Mario Barquero y Roberto Borge, ordena la Ejecución Provisoria de la resolución dictada por el juez Quinto Civil de Distrito, Néstor Castrillo, y apelada por la Procuraduría Civil.
El procurador civil Humberto Cortez, a cargo del caso, afirmó que los magistrados no pueden ordenar la ejecución provisional, que significa entregar provisionalmente la administración de la Cementera a la familia Somoza, porque no cabe ese procedimiento, dado que la resolución confirmada es declarativa de un derecho, no es una sentencia que mande a pagar una cantidad de dinero.
Explicó que la ejecución provisional procede cuando se ordena pago en dinero o en sentencias de pensiones alimenticias, previa fianza del valor en dinero efectivo, más daños y perjuicios.
Y aun haciendo uso de ese procedimiento, agregó, “tendrían que haber rendido una fianza de 80 mil dólares mínimo y no 50 mil córdobas. La Procuraduría procederá a entablar otras acciones porque existe prevaricato; los recusamos y ellos mismos la rechazaron y están legislando al desconocer el Decreto Tres de 1979”.
El interés es entregar la administración de la Cementera a los Somoza, representada en el juicio por Isabel Urcuyo de Somoza para que perciban dinero, aunque pertenece al Estado, afirmó Cortez.
Recordó que aún está en trámite un recurso extraordinario de casación promovido por la Procuraduría en contra de la sentencia de esta misma Sala, que confirmó la resolución de la Comisión Nacional de Revisión de Confiscaciones que ordena devolver la Cementera a los Somoza.
Cortez también promovió un incidente de nulidad absoluta y perpetua, por considerar que han violado las normas y procedimientos establecidos en el afán de beneficiar a la familia Somoza, en abierta violación a la ley y el orden público.
Argumenta que los magistrados no pueden ejecutar provisoriamente la sentencia a favor de los Somoza, porque aún no se ha admitido el Recurso de Casación que debe hacerse en ambos efectos, lo que significa que la ejecución queda suspendida.
El procurador hizo ver el interés de los magistrados a favor de los Somoza, al haber ordenado que se rindiera la fianza oficiosamente, mientras aún no han proveído la tramitación del Recurso de Casación presentado.
Recordó que en noviembre pasado denunció la parcialidad del magistrado liberal, Noel Rivera Gadea, por la vieja amistad con el abogado de los Somoza, Antonio Morgan, y pidió que se separara de la causa e hicieron caso omiso.