Nacional

Procuraduría de lleno en caso “tarjetazos”


Eloisa Ibarra

La Procuraduría Penal inició de lleno la investigación al ex presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Noel Ramírez, por el caso de la Tarjeta de Crédito que utilizó para compras personales.
El procurador penal, César Guevara, a cargo de la investigación, confirmó que ayer entrevistaron a Claudia Valle, Secretaria del Consejo Directivo del BCN, para conocer cuáles fueron los términos en que Ramírez recibió la tarjeta American Express al asumir el cargo en 1997.
Guevara explicó escuetamente que Valle mostró el acta del Consejo Directivo del BCN, donde se autorizó el uso de la tarjeta para gastos de representación estrictamente institucionales, y espera que emita una certificación.
Según esa acta, indicó Guevara, quien propuso que le entregaran la tarjeta de crédito fue el ex ministro de Hacienda y Crédito Público, Estaban Duquestrada (prófugo de la justicia).
Adelantó que en los próximos días citarán a los miembros del Consejo Directivo de 1997, para que expliquen a profundidad todo lo relacionado con la tarjeta y los fines para los cuales se le autorizó.
Ramírez ha insistido en afirmar que parte del uso fue para comprar libros para la biblioteca del BCN, pero de acuerdo con la auditoría interna no proporcionó pruebas documentales relacionadas con la adquisición de libros.
De acuerdo con la Gerencia de Administración y Personal, y la Subgerencia de Biblioteca, a la fecha no existen las facturas correspondientes en dichas dependencias, según una carta del ex presidente BCN, Mario Alonso, que fue recibida en la Contraloría el 6 de enero de 2004.
Ramírez sostiene que toda esa información le fue proporcionada al BCN y todo fue aclarado. El gerente administrativo, Eduard Zeledón, es quien puede dar fe de que todas esas facturas fueron enteradas al Banco y enviadas a la Contraloría”.
El ex presidente del BCN y ahora diputado liberal, quedó debiendo a esa institución US$ 16,843, aun después de que el Consejo Directivo concilió el dinero utilizado para gastos personales por medio de la tarjeta de crédito American Express, con supuestos aumentos de salario rechazados.
Ramírez dijo a El NUEVO DIARIO que ese dinero se compensó con unos “libros financieros” que costaron cerca de US$ 8,000, y que, según él, se encuentran en la biblioteca del BCN, y que el resto del dinero se completó cuando reclamó que se habían subvalorado cerca de US$ 10,000 de sus ingresos al aplicar los aumentos de salario en córdobas, pese a que él ganaba en dólares