Nacional

Fenosa nos receta 4 horas sin energía

* Empresa española reporta una planta dañada en Corinto y bajo nivel en el lago de Apanás

Oliver Gómez

Corre…
Racionamiento por déficit energético mayor a los 60 megavatios
antetítulo

Fenosa nos receta
4 horas sin energía

*** Empresa española reporta una planta dañada en Corinto y bajo nivel en el lago de Apanás

Oliver Gómez

Los directivos de Unión Fenosa iniciaron ayer un programa de racionamiento de cuatro horas diarias en diversos puntos del país, debido a un déficit superior a los 60 megavatios de energía eléctrica que dejó una planta dañada de la Empresa Energética Corinto y el bajo nivel de agua existente en el lago Apanás, lo que afecta a la estatal Generadora Hidroeléctrica S.A. (Hidrogesa).

Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Fenosa, precisó que estas dos situaciones ayer ocasionaron una gran falta de energía que desencadenó en una serie de apagones en todo el país, pues la distribuidora dejó de recibir más de 60 megavatios en total, y eso mismo se espera para hoy, cuando apliquen los racionamientos de una forma programada.

Explicó que la Empresa Energética Corinto ayer reportó de forma repentina que una de sus plantas salió de circulación, y eso dejó un déficit de un poco más de 20 megavatios, y lo mismo ocurrió con Hidrogesa, que bajó su nivel de generación en más de 40 megavatios porque también bajó el nivel de agua del lago Apanás.

“Eso no está en manos de nosotros. Los generadores nos están entregando menos energía y nosotros pues vamos a hacer lo mismo, porque no hay de dónde abastecer la demanda”, subrayó Katín, quien aseguró que ayer los cortes se dejaron sentir “como en muy pocas ocasiones se ha visto”.

Este funcionario dijo que Fenosa se ha preparado para enfrentar la misma situación hoy, pero con un programa de racionamiento que afectará durante 12 horas, pero en tres segmentos del día para amortiguar el impacto. “Es decir, que en total son 12 horas, pero los clientes sólo van a quedarse sin energía durante cuatro horas, porque vamos a afectar tres circuitos distintos”, detalló.

Katín dijo que a primera hora de hoy esperan revelar los sectores que serán afectados, no obstante, asegura que el primer corte tendrá lugar entre las nueve de la mañana y la una de la tarde. El siguiente segmento será afectado entre la una y cinco de la tarde, y el último, entre las cinco de la tarde y nueve de la noche.

Fenosa dice no poseer dinero

Una vez más, dijo que Fenosa no dispone de dinero para realizar compras de electricidad a un precio mayor a lo establecido en la tarifa del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), “pues existe disponibilidad de energía, pero es muy cara y no tenemos para estar pagando semejantes precios”, agregó.

Este directivo descartó que Fenosa ayer haya suspendido el servicio de energía a alguno de los ministerios u otras instituciones del Estado, pero aseguró que el Plan de Racionamiento comprende cortes por circuitos, y no podía garantizar lo mismo.

Frank Kelly, Presidente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), ayer reveló que Fenosa le envió una carta donde le pide que encienda las turbinas de gas de la Planta Las Brisas, y le venda cada kilowatts hora a un precio de 100 dólares, para cubrir el déficit existente.

“Ellos quieren eso, pero no lo vamos a hacer, porque cada kilowatts tiene un precio promedio de 200 dólares y ellos no lo quieren pagar. Yo no le puedo vender más barato a Unión Fenosa porque después le tengo que rendir cuentas a la Contraloría, y ¿cómo hago después?”, preguntó Kelly.

Cabe aclarar que la Planta Las Brisas pertenece a la Generadora Eléctrica Central S.A. (Gecsa), que es administrada por ENEL. Tiene dos turbinas de gas. Una genera a un costo de 180 dólares cada kilowatts y la otra a 220, según Kelly, “pero Fenosa quiere que le vendamos a 100 dólares y eso jamás lo vamos a hacer”.

Enfatizó en esto último considerando que la distribuidora, además, le debe a ENEL un millón 700 mil dólares por el combustible que se ha consumido en energía ya entregada.

Sin embargo, Kelly destacó que toda esta crisis es generada por Fenosa con el objetivo de obtener un amortiguamiento similar a todo el dinero que se han ahorrado en el último año mediante la Ley de Estabilidad Energética, que le ha generado dividendos superiores a los 36 millones de dólares que ha tenido que desembolsar el Estado.