Nacional

Vía libre a “lavado”

* Secretaria Ejecutiva de la Fiscalía revela que sólo hay control en el Sistema Financiero a través de la SIB * No tienen medios ni poder para supervisar casinos, casas de remesas, casas de préstamos, casas de cambio, cooperativas y microfinancieras * Los miembros de la Comisión confiesan ante comunidad de donantes, que en casi cuatro años de existencia nunca han recibido ayuda material ni legal

Luis Galeano

La Comisión de Análisis Financiero se declaró imposibilitada de supervisar posibles actividades de lavado de dinero en casinos, casas de préstamos, casas de cambio, cooperativas de ahorro y microfinancieras, que han crecido vertiginosamente en el país.
La secretaria ejecutiva de la Fiscalía General de la República, Delia Rosales, dijo ayer que no cuentan con los recursos necesarios para poder supervisar el accionar de esos negocios, y no descartó que en más de alguno se estén efectuando actividades de lavado de dinero.
“El sector más permeable para esta actividad es el financiero y ahí tenemos microfinancieras, casinos, casas de remesas, casas de empeño, casas de cambio, cooperativas de ahorro y de préstamos. Todas ellas son parte de un área que está al descubierto, fuera de control”, dijo Rosales.
Sólo controlan Sistema Financiero
“A este momento debería haber un control completo de todos estos negocios, pero hoy por hoy sólo hay control sobre el Sistema Financiero, porque la Superintendencia de Bancos (SIB) hace su trabajo”, agregó.
Indicó que no podía dar detalles de cuántos casos de lavado de dinero han confirmado en el país a través de estos negocios, porque incluso algunos de ellos son investigados actualmente con los pocos recursos con que cuenta la Comisión.
La secretaria Ejecutiva de la Fiscalía brindó estas declaraciones después de reunirse con representantes del Gobierno de Noruega, a quienes les solicitaron apoyo económico para fortalecer el trabajo de la Comisión que tiene un proyecto de fortalecimiento institucional, para el cual necesitan al menos 183 mil dólares.
Los noruegos forman parte del bloque de países que destina fondos para la lucha contra la corrupción, y entre esos se encuentra la lucha contra el crimen organizado que realiza muy a menudo actividades de lavado de dinero.
En la reunión con los donantes estuvieron presentes el asesor Legal de la SIB, Uriel Cerna; el jefe antidrogas de la Policía Nacional, Clarence Silva; el de la Dirección de Investigaciones Económicas (DIE), Francisco Díaz; Fernando Rodríguez, por el Banco Central, y Alicia Duarte, secretaria de la Comisión de Lucha contra las Drogas.
“Les planteamos que la Comisión es una herramienta clave para la lucha contra la corrupción, sin embargo, por el hecho de que nunca se le ha destinado el presupuesto necesario para operar nos vemos limitados en esa lucha, y es por eso que nos abocamos a buscar el apoyo internacional”, dijo Rosales.
Casi cuatro años sin recursos
Actualmente, según Rosales, casi al cumplir cuatro años de creada la Comisión, nunca han recibido ningún recurso, y precisamente eso ha generado que su operatividad sea limitada, ya que ha funcionado con el presupuesto de las mismas instituciones que la integran.
“Estamos solicitando para este proyecto un total de 183 mil dólares para hacer contrataciones de recursos humanos, sobre todo de especialistas financieros, equipaje logístico e instalar de verdad la Comisión”, explicó.
Indicó que los donantes que salieron de la reunión sin brindar declaraciones, no pusieron ninguna condición para apoyarles, más que el cumplimiento del deber a como lo establece la Ley 285.
Rosales señaló que en los años que tienen de funcionar, han recibido de parte del Sistema Financiero transacciones inusuales para su respectiva valoración e investigación, que han tenido sus resultados positivos y negativos, pero no quiso entrar en detalles.
“Ha habido varios reportes, y no podemos entrar en detalles porque hay casos que incluso se están investigando, tanto por el Ministerio Público como por la Policía Nacional y demás instituciones, pero con recursos limitados, por no decir inexistentes”, dijo Rosales.
Debilidad legislativa, otro pegón
Indicó que a la falta de recursos se suma la debilidad legislativa que tiene Nicaragua, no sólo por no contar con una Unidad de Análisis Financiero, sino por la divergencia de criterios que hay en cuanto al alcance de la tipificación del delito de lavado de dinero.
“Eso puede estar generando que se estén dando en el país operaciones que no estén siendo perseguidas por no contar con el marco jurídico necesario, ni los recursos financieros”, manifestó.
Rosales dijo que, en ese sentido, esta Comisión ha hecho sus consideraciones a la Asamblea Nacional, pidiendo la ampliación del delito de lavado de dinero y la creación de una Unidad de Análisis Financiero que sustituya esta comisión, y que cumpla con los estándares internacionales del resto del mundo.
“La preocupación es que estos sujetos (casinos, casas de cambios, etc.) deben estar con los debidos controles, no podemos decir que X o Y institución está vinculada al lavado de dinero, pero todas las entidades financieras deberían estar bajo nuestra supervisión, prevención y control, y eso es lo que queremos entrar a hacer, nuestro trabajo”, concluyó.