Nacional

“Los Alemán no deben celebrar la victoria”

* Juez está claro de la delincuencia de Alemán y Jerez, sólo espera que fiscal pruebe la conexión de sus actos delictivos con los certificados

Luis Galeano

El procurador General de la República, Alberto Novoa, recomendó a la familia del ex presidente y reo Arnoldo Alemán no celebrar todavía como una victoria la decisión de un juez de Estados Unidos de reprogramar una audiencia del juicio por el decomiso de siete certificados a nombre de sus hijos, porque no todo está dicho en ese caso.
“Yo creo que todavía es muy temprano para celebrar. Falta la última audiencia en la que las partes presentarán sus alegatos y ahí las cosas pueden cambiar”, dijo Novoa.
El juez Federal de Distrito Sur de la Florida Federico Moreno, consideró que la Fiscalía del Estado no había presentado pruebas suficientes para demostrar que los fondos con que se abrieron siete certificados de depósitos por 740 mil dólares en el Terrabank de la Florida a favor de los hijos de Alemán, provienen de actividades ilícitas. Moreno, quien celebró el juicio el pasado 24 y 25 de mayo, decidió reprogramar una audiencia final para el próximo 21 de junio, en la cual el fiscal Gerardo Simms tendrá su “último chance” en una exposición de 45 minutos, para demostrar que los cargos que presentó para abrir el juicio son válidos.
La familia Alemán y sus simpatizantes han celebrado como una victoria jurídica esa decisión del judicial de Estados Unidos, sin embargo, el dinero seguirá congelado hasta que se emita un fallo final.
Un juez “equitativo” dice Novoa
El procurador Novoa indicó que lo que ha ocurrido es que el juez Moreno ha sido “equitativo con las partes”, porque a ambas les ha dicho que no han demostrado todos los cargos en el caso de los acusadores, ni los descargos en el caso de los demandados.
Señaló que el fiscal tiene las suficientes pruebas de que algunos de los certificados fueron abiertos con dinero del Estado que luego se envió a la sociedad Consultores Corporativos de Byron Jerez en Panamá y de ahí al Terrabank de la Florida.
Lo mismo ocurrió en el caso de los certificados que se abrieron con fondos de la Fundación Democrática Nicaragüense (FDN). “Las pruebas están y confiamos en que el fiscal Simms logre convencer al juez de que tienen la razón en reclamar sino la totalidad de los fondos al menos una buena parte de esos certificados que se abrieron con fondos del Estado de Nicaragua”, dijo Novoa.
“Es más --agregó el procurador--, el juez está convencido de que el dinero no es de la venta de café, ganado, ni de los contribuyentes de la FDN, y por tanto lo único que hace falta es aprovechar esos 45 minutos que les ha hado el juez Moreno para explicar cómo fue todo el proceso”.
Abogado de los Alemán: “No hay pruebas”
El abogado de los Alemán en la Florida, George Evans, reiteró ayer vía telefónica desde la Florida que el juez Moreno está convencido de que las pruebas del Gobierno en contra de sus clientes no existen.
“Lo que han presentado como pruebas son muy malas”, añadió Evans, quien consideró que las cosas no están tan favorables para la Fiscalía porque no puede presentar nueva documentación en la audiencia del 21 de junio.
Le indicamos que sus clientes tampoco han probado de que el dinero con que se abrieron esos certificados proviene de venta de café o ganado, y expresó: “Es cierto, el juez dijo que nosotros tampoco tenemos pruebas, pero la persona que tiene la obligación de prueba es el Gobierno, y el juez les recomendó incluso que hagan acuerdo con mis clientes porque van a perder”.
Las investigaciones de Aduanas de EU
Las investigaciones que realizó la Agencia de Aduanas de Estados Unidos descubrieron que a inicios de abril de 1998, Byron Jerez abrió una cuenta en el banco Terrabank, en Coral Gables, Florida.
Luego, Jerez adquirió los certificados de depósito y los puso a nombre de Alemán, los hijos de éste y la fallecida hermana del ex presidente Amelia Alemán.
El 6 de marzo de 1998, Jerez transfirió un cheque de 75 mil dólares de la sociedad Millerton Business, al Terrabank, para la adquisición del certificado de depósito número 1256700028 a nombre de Arnoldo Alemán y Amelia Alemán.
El 17 de abril de ese mismo año, Jerez ordenó la transferencia de 300 mil dólares de una cuenta de la Fundación Democrática Nicaragüense en el Terrabank, para adquirir tres certificados de depósito fijo.
La transacción resultó en la adquisición del certificado número 1271734730 a nombre de María Alejandra Alemán Cardenal; el certificado número 1271734728 a nombre de Arnoldo Alemán y Carlos Miguel Alemán, y el certificado número 1271734729 a nombre de Arnoldo Alemán y Carlos Miguel Alemán. El 26 de mayo de 1998 un cheque de 150 mil dólares, de la cuenta perteneciente a Millerton Business, fue usado para adquirir dos certificados de 75 mil dólares a nombre de María Alejandra Cardenal, Arnoldo Alemán y Carlos Miguel Alemán.
El 22 de abril de 1999, Jerez retiró 150 mil dólares de la cuenta perteneciente a la sociedad Consultores Corporativos, e instruyó al Terrabank a emitir dos certificados de depósito a plazo fijo.
La transacción financiera resultó en la emisión de los certificados a nombre de Arnoldo Alemán y de su fallecido hijo Arnoldo José Alemán Cardenal. Fue a esta sociedad que fueron a parar varios millones de córdobas que salieron de cuentas de la Presidencia, que se convirtieron en dólares en Multicambios, y que de ahí se trasladaron a las cuentas de Jerez en el exterior, sobre todo en Panamá. En septiembre, los certificados cambiaron de titulares y los pusieron a nombre de Carlos Miguel y María Alejandra Alemán, Norma Flores, José Grullon y Ana Eugenia Flores.
Todos ellos dijeron al juez Moreno que aceptaron que los certificados fueran puestos a sus nombres para evitar que fueran objeto de la “persecución política” en Nicaragua.