Nacional

Fenosa “en guerra”

**Empresa española asegura que gobierno les debe 12.9 millones de dólares, y le ponen un ultimátum ** Niegan “el gato por liebre” con los subsidios, y desmienten que cortarán a Enacal, que les debe 80 millones de córdobas ** Los comerciantes del Oriental que estaban al día y sufrieron cortes, demandarán masivamente por los daños causados

Gustavo Alvarez

La distribuidora de energía eléctrica Unión Fenosa, respondió a las acusaciones de supuestos cobros ilegales a empresas del Estado, lanzadas por el presidente Enrique Bolaños, con un ultimátum para pagar la deuda por el servicio de electricidad de dos importantes ministerios mañana lunes, de lo contrario, quedarán a oscuras.
El viernes, el presidente Bolaños dejó implícito que la distribuidora de energía eléctrica está estafando a los consumidores, al advertir que se deben revisar bien las facturas que emite esta empresa, porque la experiencia que tiene el gobierno con los cobros por electricidad, es que “les mete gato por liebre”.
La reacción de Fenosa
Ante lo que parece ser el inicio de una “guerra” de acusaciones, la compañía española respondió a las declaraciones del mandatario con una advertencia de corte a dos instituciones estatales morosas.
“Algunos funcionarios han dicho que Unión Fenosa es mal cobrador, y han negado que deben, y que si deben, ya les hubiéramos cortado, así que a partir del lunes entregaremos las notificaciones de corte a los dos ministerios, y si antes del mediodía no se han puesto al día, procederemos a quitarles el servicio”, dijo Jorge Katín, vocero de la compañía.
En sus declaraciones del viernes, Bolaños negó que el Estado tenga deudas por energía eléctrica, al afirmar que ahora examinan exhaustivamente las facturas de Unión Fenosa, y en cuanto están de acuerdo, ordenan extender el cheque, “porque lo que es falso es que el gobierno les deba”.
Pero en un comunicado que será publicado mañana lunes, Fenosa detalla la deuda del Estado con la empresa distribuidora de energía, que asciende a 12.9 millones de dólares (225.5 millones de córdobas).
No cortarán a Enacal
Por su parte, Katín negó que entre las instituciones notificadas para cortarle el servicio esté la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), pero no porque esté al día, sino por el perjuicio que ocasionarían a la población con una mayor escasez de agua.
Katín dijo que sólo Enacal adeuda a Unión Fenosa 4.6 millones de dólares (un poco más de 80 millones de córdobas), y por varias semanas han intentado que paguen parte o la totalidad de la deuda, pero ha sido imposible.
Agregó que los directivos de Enacal y otros funcionarios del Estado “son muy irresponsables, porque están negando la deuda y sugiriendo que apliquen el corte a esta empresa, a pesar del daño que provocarían a la población con una mayor falta de agua”.
Dijo que el corte de energía a Enacal sería tomado como última alternativa, pero hasta el día de hoy no han tomado esa decisión, y dijo creer que la empresa aguadora va a comenzar a pagar a partir del lunes, para evitar mayor afectación a la población.
Estado culpable de apagones
A través de un comunicado que aparecerá publicado mañana lunes, Unión Fenosa señala que es falso que el responsable de los apagones de los últimos días sea la distribuidora de energía, achacando la responsabilidad a la generadora estatal Gecsa.
“Los apagones han sido ocasionados por desperfectos en una de las unidades de generación de la planta Managua, perteneciente a la empresa estatal Gecsa, tal como lo puede confirmar el Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC), o preguntando directamente a los administradores de dicha empresa”, dice el comunicado de Fenosa.
Agrega que Gecsa pudo haber compensado la disponibilidad de generación de la planta Managua poniendo en operación las turbinas de gas de la planta Las Brisas, ya que en el período del 18 al 22 de mayo, Unión Fenosa le pagó a Gecsa más de 2 millones de dólares, pero no lo hizo.
Contrario a lo que dijo el INE, Unión Fenosa aseguró que no existe en el mercado regional centroamericano disponibilidad que hubiese podido sustituir la falta de generación de energía de Gecsa.
“Los apagones tienen causas reales, no son prefabricados, y la responsabilidad sobre los mismos recae mayoritariamente sobre Gecsa, empresa de generación de propiedad del Estado de Nicaragua y manejada por Frank Kelly”, añade la comunicación de Unión Fenosa.
La empresa española también consideró injustificadas las multas que le impuso el INE por supuesto incumplimiento de pago, asegurando que además de los más de 2 millones de dólares que entregaron a Gecsa, también le están pagando 220 mil dólares diarios a Geosa.
Subsidios correctos
La distribuidora de energía eléctrica dice que el INE no cumplió con el procedimiento para multar que aprobó la misma entidad, y se preguntó por qué no obliga a algunas empresas generadoras a que pongan a disposición sus unidades de generación, tal como ocurrió con Gecsa.
Asimismo, señala que Fenosa cumple con la aplicación del subsidio a los jubilados, así como a los que consumen menos de 150 kilovatios hora, pero el Ministerio de Hacienda no ha pagado febrero, marzo y abril a la distribuidora por este concepto.
Respondiendo a las acusaciones de Bolaños, Fenosa asegura que la tarifa a los jubilados se aplica con la presentación del carné del seguro, de conformidad con la Ley 465.
En el caso del subsidio por tarifa social, dijo que la lista de beneficiaros es enviada mensualmente al INE para su certificación, como manda la ley.
Comerciantes demandarán
Mientras Unión Fenosa mantiene el enfrentamiento con el gobierno, otros grupos sociales también golpean a la compañía española, por los supuestos perjuicios que les ha ocasionado.
Uno de estos casos es el fallo que emitió el juez del Distrito Civil de Jinotega, Leoncio Castillo, a través del cual ordena a Unión Fenosa el pago de 15 millones de córdobas por los daños y perjuicios ocasionados a los familiares de seis campesinos y otros 19 que resultaron con lesiones graves, luego que en un camión en el que viajaban hace tres años y medio, rozara cables de alta tensión.
Además de esto, en el Mercado Oriental, los comerciantes que mantienen al día sus facturas con Unión Fenosa, anunciaron que demandarán a esta empresa por los cortes de energía eléctrica.
Aunque algunos comerciantes consideraron justificados los cortes de energía eléctrica aplicados en el Oriental, por la negativa de pagar el servicio de parte de un gran número de vendedores, otros dijeron que no es justo que paguen “justos por pecadores”, y planean demandar.
Ivana Raquel Sandoval, una vendedora de carne de dicho mercado, dijo que los últimos cortes le ocasionaron pérdidas de entre 10 y 15 mil córdobas, y el problema es que Unión Fenosa reconoce sus pérdidas, pero no las de los comerciantes, por lo cual procederán a demandar.
Dijo que ella está al día con los pagos de energía eléctrica, y no se puede justificar que se perjudique a todos, cuando es una parte la que no quiere pagar.
“Ya tenemos un bufete de abogados para demandar a Unión Fenosa”, dijo Sandoval.
De manera similar, Blanca Rosa Sequeira, otra vendedora de carne del Oriental, afirmó que ella está al día con las facturas de energía eléctrica, pero que eso no le garantiza que no le corten el servicio.
Sequeira agregó que debido a los cortes, Unión Fenosa mantiene a los comerciantes en zozobra, éstos tienen miedo de comprar más producto, porque se les puede perder, y por eso está de acuerdo con entablar la demanda.
Entre tanto, Brenda Blandón, una vendedora de marisco en el populoso mercado, aunque reconoció el problema de la morosidad en el centro de compras, también aseguró que no recibe las facturas, y eso evita que puedan pagar a tiempo.
Dijo que con los apagones, ella tuvo que comprar 300 córdobas diarios de hielo por tres días, para poder evitar que se le descompusiera el marisco que vende.
Eduardo José Castellón, otro comerciante del Oriental, afirmó que falta coordinación entre las asociaciones de comerciantes y los dueños de tramos, porque los primeros se arreglan con Fenosa, y el resto desconoce los acuerdos.
Añadió que el problema es que la distribuidora de energía no les avisa de los cortes, y hasta les provoca daños a los equipos de refrigeración.
Ramón Rosales, un poblador del barrio La Esperanza, se quejó porque a pesar de los constantes apagones, las facturas llegan con el mismo monto al final de mes.
Propuso que el gobierno recupere el servicio de energía eléctrica, el cual nunca debió haber privatizado, porque demasiados problemas ocasionan a la población.
De manera similar se expresó Cándida Almansa, habitante del barrio René Cisneros, quien tiene un puesto de venta de frutas en el sector de Plaza España.
Almansa dijo que todos pierden con los cortes, porque las pulperías tienen problemas con los productos refrigerados, al igual que la ciudadanía en sus hogares, por lo cual, consideró que el Estado debe hacerse cargo nuevamente del servicio.
La deuda del Estado
El gobierno adeuda a Unión Fenosa lo siguiente:
Subsidio por tarifa social al mes de abril de 2006: 1.69 millones de dólares.
Subsidio por tarifa a jubilados a abril 2006: 0.77 millones de dólares.
Exención del Impuesto al Valor Agregado (IVA): 0.99 millones de dólares.
Enacal a abril de 2006: 4.62 millones de dólares.
Sector Público (Instituciones del Estado): 2.64 millones de dólares.
Otras deudas: 2.2 millones de dólares.
Total: 12.9 millones de dólares (225.5 millones de córdobas).