Nacional

Bolaños pasa pelota a Marenco

* Mandatario quiere Irtramma “y entonces resuelvo” * Reunión en el CNU se vuelve un diálogo de sordos * Transportistas menosprecian frente común para subsidio

El presidente de la República, Enrique Bolaños, responsabilizó al alcalde de Managua, Dionisio Marenco, por la situación caótica del transporte en la capital, e incluso dijo que el valor del pasaje puede costar menos de dos córdobas con 50 centavos “si el alcalde que tiene el combustible, lo da. El gobierno tiene recursos para resolver el problema del transporte, pero primero que me pasen el Irtramma”, señaló el mandatario.
Bolaños dijo que de acuerdo con la Ley de Municipios, Ley 40, el transporte es responsabilidad de la alcaldía, e indicó que la comuna no quiere soltar el Instituto Regulador de Transporte Municipal de Managua (Irtramma) porque le genera muchos recursos.
Según Bolaños, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, es el responsable del precio de los derivados del combustible que se consumen en Nicaragua. “Eso es lo que nos cobra Chávez, pero ahora, como el alcalde tiene combustible barato, yo creo que puede salir más barato”, matizó el jefe de Estado.
Me dan el Irtramma y resuelvo, dice Bolaños
Dijo que si el Irtramma pasa a manos del Ejecutivo, el gobierno resuelve el problema. “No quiere --el alcalde-- porque les produce mucha plata y quieren más, que la población presione al alcalde y no me presionen a mí. ¿Por qué no agarran así al alcalde y le dicen que la Ley 40 dice que usted es responsable? Usted dijo que tiene petróleo barato, baje los precios”.
Bolaños exhortó a Marenco a que se haga eco de la presión ciudadana que se ha expresado en hechos de violencia en la calle, con la quema de buses, personas detenidas, estudiantes y policías lesionados, y la semiparalización del transporte.
Los transportistas, directivos del Instituto Regulador de Transporte Municipal de Managua (Irtramma), miembros de las asociaciones de defensa de los consumidores, dirigentes estudiantiles de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), y la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES), volvieron ayer a reunirse en el CNU para negociar una salida a la crisis del transporte, y así evitar que sigan los enfrentamientos entre los universitarios, policías y buseros.
Una extraña “tregua”
El presidente del CNU, Telémaco Talavera, dijo que los representantes estudiantiles de la UNEN y la FES decidieron dar una tregua a los transportistas hasta el próximo miércoles, con la condición de que se apruebe un subsidio a los transportistas.
“Nos hemos puesto de acuerdo en hacer un compás de espera hasta el próximo miércoles aun sin estar de acuerdo con la tarifa de tres córdobas. Si no se resuelve de aquí al miércoles, entonces transportistas, sectores sociales diversos y la comunidad universitaria, vamos a ir a demandar a la Asamblea Nacional y al Gobierno para que apruebe una Ley de subsidio”, manifestó el presidente del CNU.
Rafael Quinto, presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte (Urecootraco), dijo que es imposible que el pasaje del transporte regrese a 2,50 córdobas mientras el subsidio no se haga efectivo.
“Nosotros tenemos que mantener el cobro de los tres córdobas en tanto el Gobierno, los diputados y el alcalde no definan una política pública para el sector transporte, si va a ver o no una ley de subsidio”, dijo Quinto.
Frente común…¿para qué?
Sin embargo, algunos estudiantes que participaron en la reunión dijeron no estar de acuerdo con una tregua, mientras el pasaje se mantenga en tres córdobas.
Pero además, un grupo de transportistas se retiraron molestos debido a las contradicciones con los mismos estudiantes y miembros de organismos de defensa al consumidor.
“El pasaje seguirá costando tres córdobas, y si quieren seguir con los enfrentamientos que sigan”, dijo a EL NUEVO DIARIO uno de los transportistas, a la vez que señalaron no estar dispuestos a formar ningún frente social porque el subsidio siempre lo han peleado solos.
Por su parte, el titular de Gobernación, Julio Vega, dijo ayer que las autoridades competentes trabajan a fondo para determinar quiénes son los que están detrás de las quemas de buses y los enfrentamientos contra la Policía para llevarlos a la orden del juez.
Sin embargo, Vega responsabilizó de esos hechos de violencia al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), ya que sin identificarlo directamente, recordó que la comuna de Managua está controlada por un partido, y los líderes de las violentas protestas, supuestamente estudiantiles, son precandidatos de un partido.
“Yo creo que aquí no hay más que adivinar”, indicó Vega, quien adelantó que ya tienen identificadas a muchas personas que participaron en las protestas. No obstante, Vega dijo que era difícil determinar si los que han participado en las quemas de buses y los enfrentamientos contra la Policía son pandilleros, estudiantes o criminales, porque se cubren el rostro.