Nacional

Censuran veto a Ley General de Educación


Tania Sirias

La Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabajan con la Niñez y la Adolescencia (Codeni), y la Procuraduría Especial para la Defensa de los Derechos Humanos de la Niñez, se proclamaron en contra del veto a la Ley General de Educación.
Ambas instituciones coinciden en que la educación es un derecho humano inherente e indivisible de toda la niñez y la adolescencia para alcanzar una mayor y mejor calidad de vida. Luisa Molina, directora de la Codeni, comentó que una de las metas del milenio es alcanzar la cobertura universal de la educación primaria para 2015.
“De seguir así, en nuestro país en 2015 la tasa neta de escolaridad se derrumbará a un 71%, disminuyendo el número de niños en el sistema escolar”, dijo Molina.
Inversión social vs. FMI
Otro punto desfavorable es la visible contradicción de las metas del Milenio, y la asignación presupuestaria que subdimensiona la inversión social en el Plan de Desarrollo Operativo, en correspondencia con las exigencias del Fondo Monetario Internacional.
Además, dijo que se oponían al veto presidencial que bloquea artículos que benefician al sector educación. Afirmó que el artículo 90 prohíbe el cobro de los aranceles, el 91 incrementa el presupuesto de educación, y el 102 aumenta y regula el salario y jubilación de los docentes.
Molina señaló que Nicaragua asumió el compromiso de asegurar el acceso universal a la educación básica. “Todavía hay muchos niños que experimentan barreras para su pleno aprendizaje, ya sea porque están excluidos del sistema educativo o porque reciben una menor calidad de enseñanza.
Según estadísticas de Codeni, la razón de que los niños de entre siete y 12 años no asistan a la escuela primaria, se debe a la falta de dinero en un 40%; el 12% porque la escuela les queda lejos de su vivienda, y un 14% por falta de interés.
La procuradora especial para la Defensa de los Derechos Humanos de la Niñez, Norma Moreno, dijo que el veto a la Ley de Educación violenta las recomendaciones expresas del Comité de Ginebra de Derechos del Niño y la Niña. Esto amerita una demanda ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, con el fin de garantizar el acceso y la calidad de la enseñanza.