Nacional

Magistrados del CSE reciben camionetonas

*** Compra aprobada “por unanimidad del Consejo”, aclara el vocero de la institución

Vladimir López

Cada uno de los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE), propietarios y suplentes, recibió una camioneta Prado nuevecita, cuatro por cuatro, cero kilómetros, el pasado martes, horas después de que se firmara el acuerdo donde se comprometieron a superar el impasse que afectaba a ese poder del Estado.
La información recabada por este rotativo indica que los magistrados del CSE, a pesar de que hace pocos meses cada uno de ellos recibió una camioneta nueva, de doble cabina, tomaron las llaves de la camioneta Prado con mucho agrado, comentando que “ahora sí van a comenzar a trabajar”.
El vocero del CSE, Félix Navarrete, confirmó la renovación de la flota vehicular de los magistrados, así como la de los jefes de las direcciones más importantes de ese poder del Estado.
Navarrete explicó que la flota vehicular del CSE no se había renovado desde febrero de 2000, cuando cada uno de los magistrados recibió una camioneta Mitsubishi, Montero, doble cabina.
Agregó que la vida útil de esos vehículos ya caducó, y que “resulta más barato adquirir vehículos nuevos que reparar esas camionetas cada tres meses, porque además se tienen que buscar los repuestos originales, que son carísimos”.
Compra aprobada por unanimidad
Félix Navarrete reveló que la decisión de renovar la flota vehicular fue aprobada por unanimidad por los actuales magistrados del CSE en agosto del año pasado, mediante una resolución colegiada.
“En esa ocasión”, recordó, “los magistrados aprobaron comprar una nueva flota vehicular tanto para el trabajo en el campo como para la actividad rural. Bajo esa resolución colegiada se solicitó a la Contraloría General de la República una exclusión de procedimiento para simplificar el proceso de compra”.
“Lo que nos parece extraño es que esta información salga a relucir al día siguiente de que se firmara el acuerdo entre los magistrados, para que se no vuelva a romper el quórum”, manifestó.
Navarrete consideró que “no es delito comprar vehículos, sobre todo en tiempos de elecciones, cuando el Consejo Supremo Electoral tiene que movilizar a 14 mil personas solamente para la verificación programada para junio. El gobierno vive cambiando su flota vehicular y nadie dice nada”.