Nacional

Transportistas sacarán 50% de sus unidades


Valeria Imhof

Los transportistas acordaron anoche seguir prestando el servicio de transporte urbano en la capital, pero anunciaron que sólo pondrán a circular el 50% de las unidades para reforzar la vigilancia dentro de los buses, y así evitar hechos de violencia como los sucedidos en las últimas semanas, cuando cuatro autobuses resultaron quemados.
“Vamos a seguir sacrificándonos, porque no es posible que diez mil estudiantes paralicen el sistema de transporte dejando sin servicio a más de 800 mil usuarios”, declaró Miguel Álvarez, presidente de la Cooperativa Colón”.
Luego de la quema, ayer, de dos buses por estudiantes universitarios, los socios de la Unión Regional de Cooperativa de Transporte Colectivo (Urecootraco) decidieron anoche sacar a circular hoy la mitad de las unidades, aunque desde hace varias semanas sólo estaba circulando el 80% de los buses.
“Vamos a reducir la presencia al 50%, y si la situación continúa así, vamos a ir bajando el servicio de manera paulatina”, anunció Álvarez, quien indicó que el itinerario de las rutas también se verá afectado debido a que usarán rutas alternas para alejarse lo más posible de las zonas cercanas a las universidades.
“Los estudiantes tienen que entender que con estos actos están perjudicando a un montón de familias que sobreviven de estas unidades”, sostuvo el presidente de la Cooperativa Colón.
Los transportistas señalaron que van a mantener vigiladas sus unidades, pero con una actitud defensiva, sin atacar a nadie. “Nosotros estamos instando a los rectores de las universidades y a los padres de familia a que intercedan, hemos sido tolerantes, pero a los estudiantes se les está pasando la mano”, señaló Álvarez.
¿Y el alcalde Marenco?
Durante todo el día de ayer intentamos comunicarnos con el alcalde Dionisio Marenco para conocer su opinión sobre estos hechos, pero el edil continúa como el avestruz, sin dar la cara, mientras Managua sigue sumida en la anarquía y el caos ante la incapacidad de las autoridades de darle una solución a los miles de usuarios que hacen uso del transporte colectivo en la capital.
Álvarez dijo que el alcalde Marenco “se está quedando en el palco”, viendo los toros de largo, en vez de enfrentar el problema. “Su respuesta ha sido recetarnos martillazos cuando el Irtramma ha reconocido en un documento que el pasaje cuesta más de tres córdobas”, expresó el transportista.
Carlos López, directivo de la Cooperativa “Ricardo Morales Avilés”, a la que pertenece la unidad de la Ruta 266 que fue quemada frente a la Universidad Nacional Agraria (UNA), dijo desconocer con exactitud a cuánto ascienden los costos de los daños, pero señaló que son bastante considerables, debido a que el 80 por ciento de la unidad resultó destruida. “A ese nivel de daño podemos decir que la unidad quedó inservible y hay que cambiarla totalmente”, se lamentó López.
El transportista defendió la tarifa de tres córdobas, argumentando que el alto costo del combustible, los costos de operación y de los insumos los tienen al borde de la quiebra. “Tal vez los muchachos (estudiantes) están alejados de nuestra situación, pero sería bueno que le protesten también al Gobierno para que haya subsidio y no estén haciendo esos actos, porque después salen diciendo que no son ellos sino personas infiltradas”, dijo Pérez.
El inefable Yasser
Por su parte, Yasser Martínez, presidente de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), dijo que un sector de los transportistas se está prestando al juego del Gobierno, asegurando que esta semana tuvieron una encerrona con el presidente Enrique Bolaños. “El Gobierno quiere provocar una confrontación entre estudiantes y transportistas, por eso hacemos un llamado a los transportistas a que no se dejen manipular, porque nuestra protesta no es contra los transportistas sino contra la política económica del Gobierno”, señaló.
Desde que comenzaron las protestas contra el alza ilegal del pasaje del transporte urbano colectivo en Managua, los estudiantes universitarios han negado ser los responsables de la quema de los buses. Ayer Martínez reiteró que los estudiantes nada tienen que ver con esos actos vandálicos. “Nosotros repudiamos estos hechos y no aceptamos que nos quieran achacar esos actos”, expresó.