Nacional

“Daños colaterales” de huelga médica

*Gema Azucena Barboza todavía busca explicación a lo inexplicable: la innecesaria muerte de su hermana y del bebé. *Algo incuestionable es que por derechos tal vez legítimos, sacrificaron a los más necesitados de ayuda *Escalofriantes estadísticas de todo lo perdido. Representante OPS confirma: pobres fueron los grandes perdedores

El pasado 23 de abril, mientras los médicos cumplían cinco meses de huelga, la joven Gema Azucena Barboza buscaba algo que le explicara lo inexplicable: la muerte de su hermana y su sobrino.
Lo que empezó con simples dolores de parto, una semana antes, terminó en una verdadera tragedia para toda la familia. Inicialmente, explicó Gema, su hermana fue atendida en el Hospital “Humberto Alvarado”, de Masaya, pero al no encontrar atención adecuada y oportuna, la trasladaron al Hospital “Bertha Calderón”, donde corrió la misma suerte.
Cuenta que ya en el “Bertha”, por la huelga médica nadie quiso atenderlas en la Sala de Emergencias, por lo que se trasladaron al “Roberto Calderón”. Fue ahí donde la ingresaron y donde encontró la muerte a eso de las diez de la noche.
“Fue por negligencia de los médicos que no la atendieron a tiempo. Lo que tenía, con atención oportuna lo hubiera superado, pero no había quién la atendiera”, relató.
A pesar del delicado estado en el que se encontraba la paciente, ni ella ni sus familiares lograron ganar la atención de los galenos. “Sólo nos decían que llegáramos la próxima semana, cuando finalizara la huelga, pero cuando íbamos no la atendían porque decían que la huelga seguía”, rememora.
De acuerdo con cifras del Ministerio de Salud (Minsa), la familia Barboza y otras cien familias se vieron enlutadas durante los seis meses de huelga. La falta de asistencia médica profesional fue la causante de la muerte de estas personas.
En cada niño muerto perdimos el presente y el futuro
Para Socorro Gross, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), aunque la huelga llegó a su fin, las personas de escasos recursos fueron las grandes perdedoras.
“Cada niño fallecido es un niño que perdimos, y representa el futuro y el presente. El dolor de las familias que perdieron a un familiar no lo podemos suplir, tampoco el dolor y las pérdidas humanas que se dieron durante la huelga”, se lamentó Gross.
Ahora, la recomendación de la funcionaria es que hay que recuperar el tiempo perdido. “Hay una corresponsabilidad que se debe asumir, tenemos que llevarle a la población lo que no se le llevó en seis meses, que implica un compromiso para organizarse y trabajar más para cerrar la lista de espera y todo lo que dejaron pendiente”, dijo
Agregó que la población “fue demasiado paciente esperando lo que no recibió, pero en seis meses de huelga nunca vamos a terminar de recuperar lo que se perdió, porque ninguna vida humana se recupera, la salud se construye todos los días, en cada segundo, en cada minuto, y cuando se pierde difícilmente se recupera”, reiteró.
Y es que además de los pacientes fallecidos, los médicos dejaron de realizar cerca de 20 mil cirugías programadas, 110,993 consultas externas, 30,000 controles prenatales y 45,000 consultas de planificación familiar; que representan un 10% de aumento de mortalidad neonatal y un 6% de mortalidad materna.
La titular del Minsa, Margarita Gurdián, también lamentó lo difícil de la huelga, y calificó de intransigentes a quienes propiciaron el desmoronamiento del sistema público de salud.
Mortalidad materna creció en 54%
“Realmente, el sistema de salud permaneció en una situación caótica. En las primeras nueve semanas tuvimos un 54% de aumento de la mortalidad materna. Fue muy grave el problema de la no atención a los niños”, lamentó Gurdián.
Entre los programas especiales que se vieron afectados por la huelga, mencionó a los pacientes contagiados con VIH que se retiraban sin su tratamiento. Los programas de abatización y fumigación tuvieron una pausa desafortunada.
El “Bertha Calderón” dejó de atender cerca de la mitad de partos de alto riesgo.
La entrega de medicamentos en el Centro de Insumos para la Salud (CIPS) se vio interrumpida.
“Cuando estaban tomados los Silais, el problema era no dejar sacar los biológicas para la vacunación, no se hacían visitas al terreno, no se estaban haciendo los controles de vigilancia y desarrollo del niño menor de dos años. No había control ni vigilancia de las principales enfermedades que nos afectaron durante esa temporada como el dengue, la diarrea por rota virus y las Infecciones Respiratorias Agudas”.
Las autoridades del Minsa realizaron un plan de emergencia con los directores de hospitales y de Silais para disminuir la llamada “lista de espera y cirugías programadas”. Este plan incluye jornadas laborales extras los siete días de la semana.
Ya hicimos con los directores de hospitales una valoración de la atención, que vayan abriendo las citas para las cirugías programadas, la lista de espera, el personal con que cuentan, eso se debe retomar cuanto antes”, subrayó
Socorro Gross, Representante de OPS en Nicaragua.
¿OPS conoce de un país en el que se haya desarrollado una huelga de seis meses de duración?
Hemos conocido de otras huelgas, pero no de tanto tiempo, son también huelgas difíciles, que producen muchas heridas que al mismo tiempo se van ahondando más y más.
¿Qué opina de la posición de los trabajadores de la salud y de los médicos?
La razón de ser de los recursos humanos del sector en salud es dar un servicio, ellos están para dar atención a la población. Los médicos atienden a un grupo poblacional que no tiene recursos para ir a otro lado, hablamos de gente enferma que requiere de un servicio, hablamos de mujeres embarazadas que requieren de un servicio en un hospital para tener menos probabilidad de perder a su bebe.
Para nosotros el gran perdedor con la huelga ha sido la población, porque por derecho son los beneficiarios de los servicios en salud, y así lo dice la constitución. La población tiene derecho a la atención, la brecha de los recursos humanos se ha ahondado, se ha ido quedando rezagada en el área salarial y en beneficios.
¿Qué significan seis meses de huelga para ustedes?
El resumen para nosotros de la huelga se resume en dos partes: una población que durante seis meses dejó de recibir los servicios que requiere y necesita para poder mantener un nivel de salud adecuado. Y otra particularidad es que ha sido una población muy paciente que, de alguna manera, manifestó su derecho de ser atendida, y de otra forma esperó, y eso es muy difícil. Vimos una población pasiva.
¿Cómo afecto al sistema de vigilancia epidemiológica?
Tenemos un sistema de vigilancia de salud que sabemos descansa en los trabajos de los servicios, no sabemos qué pasó. Sí sabemos que la cobertura de la vacunación regular bajó, porque se dejaron de poner vacunas, a pesar de que son parte de los servicios de la ruta critica, porque es un servicio fundamental para los niños, de las cosas más importantes de los niños y se dejaron de poner vacunas en ese período, se dejaron de atender partos, consultas prenatales, y consultas externas.
También se derrumbó el control de las estadísticas. Se dejaron de reportar los casos de diarrea, neumonía, dengue y otras patologías.
¿La petición de los médicos de equiparar los salarios con el resto de países de Centroamérica?
Primero, el concepto de equiparar el salario es un error, y la organización viene hablando de eso. Usted no define cuál va ser el presupuesto de su casa, dependiendo del presupuesto del vecino. Es importante definir que una política salarial no se hace dentro del contexto de lo que mi vecino recibe, se hace dentro del contexto del ordenamiento de la propia casa. La OPS va a seguir insistiendo en que se haga de la manera correcta.
Artola se disculpa, pero ¿de qué sirve?
Elio Artola, Presidente de la Federación Médica, dijo que “habría que ver si las cifras están ajustadas a la realidad o no, pero definitivamente, “las muertes no las pueden achacar sólo a nosotros. Estamos de acuerdo en eso, se afectó a la población”, dijo.
Aseguró Artola que una comisión integrada por funcionarios de gobierno y miembros de la Federación de Médicos Pro Salario, le da seguimiento a los acuerdos “para ir poco a poco disminuyendo la lista de espera, pero debemos contar con los materiales de reposición periódica suficientes”, añadió.
“Agradecemos al pueblo, que tristemente fue el más perjudicado, pero siempre mantuvimos que la dignidad del médico no tiene retroceso. Nos disculpamos con ese pobre pueblo que durante seis meses fue sometido a la huelga”, añadió Artola.