Nacional

Aumenta SIDA en adolescentes


Tania Sirias

Desde la aparición del primer caso de SIDA en Nicaragua, hace poco más de veinte años, las estadísticas han variado por edad y sexo. Los jóvenes y las mujeres se están convirtiendo en el grupo más vulnerable a esta pandemia, por lo que urgen políticas públicas para la prevención del VIH/SIDA.
Ana María Pizarro, directora de Sí Mujer, comentó que según estadísticas del Ministerio de Salud, a diciembre de 2005 se registraron dos mil 31 casos de SIDA, desde que inició la epidemia en 1987. De éstos, ya han fallecido 583 personas, lo cual significa que la mayoría llega al hospital en una etapa tardía.
También comentó que hay mil 130 personas que sólo tienen el virus, pero no la enfermedad. Afirmó que éstas pueden vivir muchos años si toman sus medicamentos y medidas de prevención. “Los que padecen la enfermedad son los que necesitan el tratamiento, ya que evolucionan rápidamente y mueren por no tener anticuerpos”.
Adolescentes con SIDA
Pizarro indicó que si uno analiza las estadísticas totales del país, el 29% son mujeres y el 71% hombres. Pero si se observa el rango de los adolescentes se ve un cambio radical. “Entre 10 y 19 años se reportaron 155 niños y adolescentes con SIDA, de los cuales el 46% son mujeres y el 54% varones.
“Esto quiere decir que en la edad temprana los hombres y las mujeres están en el mismo nivel. Al contrario, entre las edades mayores a los 30 años, las mujeres son una de cada cuatro personas infestadas por el virus”, dijo la directora de Sí Mujer.
Comentó que en 2005 aumentó desfavorablemente el porcentaje de mujeres enfermas de SIDA. “En la edad de 15 a 19 años el índice fue del 52%, lo cual es preocupante, ya que nos estamos acercando al patrón de África, donde más del 60% de la población con SIDA son mujeres”, indicó.
Pizarro explicó que esto se debe a que la mayoría de los casos son mujeres pobres que aceptan relaciones de riesgo. “También a que los hombres tienen múltiples relaciones y no quieren usar el condón, y que los gobiernos no hacen esfuerzos para la prevención de la pandemia, ya que todavía el condón sigue siendo condenado. Todavía existen presiones por parte de la iglesia, aún cuando el Estado es laico”, concluyó.