Nacional

Plantón contra caza de ballenas


Silvia Hernández

El Club de Jóvenes Ambientalistas, en ocasión de conmemorar el Día Mundial de la Biodiversidad, decretado por las Naciones Unidas en el año 1994, realizará este lunes 22 de mayo, a partir de las diez de la mañana, un plantón juvenil para ayudar a sensibilizar a la población sobre la grave problemática de nuestros recursos naturales, que se estima representa el cinco por ciento de la diversidad biológica de todo el planeta, por lo que consideramos que es una obligación conservarla y usarla de manera sostenible.
Para este evento, previsto a desarrollarse en la Rotonda Rubén Darío, Metrocentro, se han preparado una serie de actividades culturales recreativas, con grupos de bailes, bandas de rock, cantantes jóvenes aficionados, exposiciones y demandas ante la posición del gobierno de respaldar a su homólogo japonés a favor de la caza de ballenas.
Nuestro objetivo es hacer conciencia en los jóvenes y tomadores de decisión sobre el tema de estos cetáceos, y denunciar la posición del gobierno ante la Comisión Internacional de Ballenas, porque Nicaragua, siendo un país que no aprovecha esta especie, tenga que votar a favor de continuar asesinando al animal más inteligente del planeta.
Ésta es una posición dual, porque Nicaragua ratificó en 2003 la Convención Internacional del Tráfico de las Especies en Peligro de Extinción, en donde uno de sus apéndices trata sobre las ballenas, las que están sometidas a una caza indiscriminada para ser comercializadas con fines “científicos”, según la excusa del Japón, dijo Delia Corea, Presidenta del Club de Jóvenes Ambientalistas de la sede Managua.
Recordó que en junio de 2005, el representante de Nicaragua ante la Comisión Ballenera Internacional pagó la publicación de un publirreportaje sobre el apoyo de Nicaragua al Japón, justificando la posición del país asiático, firmando a modo personal como “experto pesquero”, sin embargo, los argumentos esgrimidos en este publirreportaje fueron contundentemente respondidos por respetadas instituciones de Nicaragua y Centroamérica.
En una carta abierta dirigida al gobierno de Nicaragua, el Club de de Jóvenes Ambientalistas denunció este acto, y por ese motivo instan a los representantes del gobierno a informarse debidamente sobre la situación en que se encuentran las diversas poblaciones de ballenas y las oportunidades que éstas representan para el desarrollo sustentable y económico de las comunidades costeras nicaragüenses.
“La observación recreativa de cetáceos podría generar ingresos para Nicaragua en la vía turística”, afirmó, por lo que considera ilógico que nuestro país, con este potencial, esté apoyando el aprovechamiento no sustentable del gobierno japonés.
En ocasión de la celebración del Día Mundial de la Biodiversidad, harán un llamado al gobierno para que se retomen los objetivos de los convenios firmados y dé seguimiento a la Ley 559, Ley Especial de Delitos contra el Medio Ambiente y los Recursos Naturales en base al artículo 27, que hace referencia a la caza de animales en peligro de extinción y que se encuentran ratificados por Nicaragua, para que no nos convirtamos en co-actores de este delito.