Nacional

Es urgente aplicar TPS


Miami / EFE -Organizaciones comunitarias centroamericanas en Miami han hecho un llamamiento a hondureños y nicaragüenses para que se vuelvan a inscribir urgentemente en el Estatus de Protección Temporal (TPS), ya que "no habrá prórroga".
El plazo para cumplir con este requisito obligatorio expira el próximo 1 de junio, y, lo alarmante, es que "más de 60,000 personas todavía no lo han hecho", dijo José Lagos, presidente de Unidad Hondureña.
"Estoy aterrorizado", aseguró Lagos, e instó a hondureños y nicaragüenses a que se inscriban de inmediato, ya que "no va a haber prórroga después del primero de junio", y no deben creer "que están aprobando una legalización de inmigrantes".
Lagos subrayó que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EU (Uscis) "va a ser implacable" y quienes no hayan renovado su TPS "pueden exponerse a la deportación".
De los 75,000 hondureños bajo el TPS, hasta la fecha sólo 17,000 han enviado sus solicitudes, y, en el caso de los nicaragüenses, de un total de 6,000 sólo 1,000 han pedido la renovación.
Para Nora Sándigo, presidenta de la Fraternidad Nicaragüense, una de las principales organizaciones comunitarias de Miami, la "preocupación es enorme", puesto que "los que no queden amparados bajo el TPS están vulnerables a la deportación".
"Es una irresponsabilidad", afirmó Sándigo, y confesó que "es penoso decirlo", pero "mi gente" no es consciente del "esfuerzo" realizado por organizaciones y legisladores hispanos para lograr la extensión de este "beneficio".
El TPS es un beneficio que EU concede a centroamericanos que fueron víctimas del huracán "Mitch", a finales de 1998, y que ha sido extendido por sexta vez desde 1999.
Por su parte, Arturo Estopiñán, jefe del despacho en Washington de la congresista de origen cubano Ileana Ros-Lehetinen, lamentó que el número de solicitudes presentadas por los beneficiarios del TPS sea "tan bajo".
"Que no se fíen de la falsa esperanza de que una reforma migratoria sea aprobada pronto", indicó Estopiñán, e instó a los favorecidos por esta prerrogativa del TPS a que "no jueguen contra el tiempo".
Estopiñán advirtió del "sentimiento antiinmigrante" que se palpa en el Congreso de los Estados Unidos, algo que pondrá muy difícil la aprobación de un "proyecto de ley de reforma migratoria" integral.