Nacional

Madereros intentaron sublevarse en Las Minas

* Comisión interinstitucional evalúa “in situ” y todavía no sabe qué hacer * Achacan culpa por destrucción del bosque a frontera agrícola y toma-tierras

LAS MINAS, RAAN -Catorce días después de que el presidente Enrique Bolaños emitiera a través del decreto 32-2006 el Estado de Emergencia que prohíbe el corte, transporte y comercialización de madera en Río San Juan, Nueva Segovia, y la Costa Caribe, los madereros en Las Minas se muestran desesperados por la inactividad forestal, al punto que intentaron poner un tranque en la salida de Rosita a Siuna, como forma de protesta.
Al mismo tiempo, pretendieron quemar llantas frente a la delegación del distrito II del Instituto Nacional Forestal (Inafor), con sede en Rosita, donde las oficinas de esta institución fueron rodeadas por unas cuarenta personas que portaban pancartas que rechazan y condenan la suspensión de los derechos y garantías constitucionales, y la satanización del aprovechamiento forestal.
POLICÍA INTERVIENE
Esa forma de protesta en el lugar no duró mucho, debido a la intervención de la Policía de esta ciudad, que impidió toda manifestación que violente el derecho ajeno.
La Policía fue informada de que en el sitio de la protesta se quemaban llantas, con riesgo de una explosión, ya que a 30 metros de distancia está ubicada una gasolinera.
Después de que la institución policial garantizó el orden, los madereros marcharon por la calle central con sus pancartas alzadas, y mientras uno de los promotores en el recorrido desde el Inafor a la Alcaldía de Rosita, gritaba “Presidente Bolaños”, los demás coreaban: “Que respete la ley”.
PIDEN EXPLICACIÓN
En las instalaciones de la alcaldía, los madereros encabezados por el abogado Rigoberto Jarquín Jarquín, lograron ser atendidos por el Concejo, y por una comisión técnica interinstitucional, integrada por Erick Velázquez Alvarado, y Guillermo Zamora Pérez, ambos del Inafor.
DEMANDAN FLEXIBILIDAD
Los madereros argumentan que no es la tala forestal la que amenaza los bosques, sino el avance de la frontera agrícola y las invasiones de tierra por falsos precaristas. Al respecto, el maderero Andrés López Martínez pidió flexibilidad para seguir aprovechando el bosque, mediante los famosos planes mínimos.
Los miembros de la comisión insistieron en que no tienen ninguna facultad o decisión para solucionar las demandas de los madereros, como aprovechar la madera que se cortó mediante la figura de los planes mínimos autorizados por el propio Inafor en extensiones menores de 500 hectáreas.
La comisión técnica interinstitucional que en estos momentos se encuentra en Las Minas, realiza un monitoreo y una exhaustiva revisión a las industrias forestales del lugar, con el fin de valorar en su totalidad el grado de cumplimiento a las normas forestales.
Hasta ayer, el jefe de la Policía en Las Minas, comisionado Domingo Navas, informó que mantiene retenidos ocho camiones con 28,700 pies de madera aserrada, además de dos rastras con 26 rollos de pinos, que suman unos 5 mil 510 pies tablares, todo lo cual procedía de Prinzapolka y Wasakín de Rosita.