Nacional

Capturan a guatemalteco con 262 kilos de cocaína

* Segundo mayor quiebre en lo que va del año * Furgón traía cargamento de materiales de oficina

Lesber Quintero

RIVAS -Un guatemalteco que estuvo a punto de escapar de la Policía Nacional con un cargamento de 262 kilos de cocaína y168.5 gramos adicionales, cayó a última hora en un reten policial que le tendieron en la rotonda de la ciudad de Rivas. Ahora, el Ministerio Público lo acusará por el delito de tráfico internacional de estupefacientes, ya que dicha carga la traía desde Costa Rica.
Según la vocera de la Policía de Rivas, capitán Luisa Amalia Chavarría, el guatemalteco José Alberto Monterrosa, de 33 años, traía la droga dentro de la cabina de un cabezal placas CH 07103, que halaba la rastra RH 07093, en la cual se trasladaba mil 456 bultos de papel para oficina marca Offset, que llevaban como destino las bodegas de la empresa Paica, de Managua, Nicaragua.
Salió del complejo aduanero a toda prisa
Dicho furgón era conducido tranquilamente por el guatemalteco, quien ingresó de Costa Rica al complejo aduanero de Peñas Blancas, a las cinco y media de la tarde del miércoles. Según Chavarría, Monterrosa, al llegar al complejo aduanero, procedió a realizar todos sus trámites migratorios, y una vez que culminó su gestión, salió rápidamente a Managua.
Esto, según Chavarría, les llamó la atención, ya que el guatemalteco se marchó del lugar para evadir la inspección policial que dicha institución le iba a aplicar al pesado vehículo, y ante tal situación, decidieron montar un retén policial en la rotonda de Rivas, donde cayó él chapín, poco después de de la seis de la tarde.
Posteriormente fue trasladado con todo y el furgón al área de inspección de Peñas Blancas, y allí, los oficiales antinarcóticos encontraron ya en horas de la noche, 238 paquetes de polvo blanco, que venían hábilmente colocados dentro de la pared del fondo del cabezal, el cual había salido de nuestro país a Costa Rica el 14 de mayo.
Segundo golpe del año
Cabe señalar que éste es el segundo golpe de envergadura que recibe el narcotráfico en la frontera sur en lo que va del año, ya que el pasado 22 de febrero capturaron al nandaimeño Manuel de Jesús Morales Jiménez, con 547 kilos con 979 gramos de coca.
Como se recordará, en esa ocasión el nandaimeño trasegaba la droga en un viaje de 20 toneladas de chatarra que traía de Costa Rica y que llevaba como destino final a Guatemala. En esa ocasión, la Policía encontró la droga dentro de un cofre de hierro herméticamente sellado, el cual aparentaba ser parte de la carga de chatarra.