Nacional

Alemán se defiende con “cuento chino”

* Dice que parte del dinero por lo que le abren juicio en Panamá “fueron donaciones de empresas privadas de Taiwan” * El país asiático ya negó en su oportunidad tener que ver con la cuenta “Donación Taiwan”, que se usaba para reingresar el dinero robado al erario * Jerez cree que como aquí fue absuelto no habrá base para enjuiciarlo en Panamá, y hasta celebra fallo “echándole su meadita” a Alemán, y María Fernanda repite y repite que todo es político

Luis Galeano

El ex presidente y reo Arnoldo Alemán dijo ayer que parte del dinero que le investigan como “lavado” en Panamá, y por el cual un juez abrió causa criminal en su contra y ordenó su captura internacional, tiene su origen en donaciones de empresas de China, Taiwan y no en el erario nicaragüense.
El ex mandatario dijo que al menos US$ 5 millones fueron donados al Partido Liberal Constitucionalista (PLC) por varias empresas privadas de Taiwan a través de la Fundación Democrática Nicaragüense (FDN), para apoyar la campaña municipal de 2000 y la presidencial en 2001
Confesándose con Obando
“Los depósitos congelados en Panamá no proceden de dinero robado de Nicaragua, sino de empresas taiwanesas que donaron (al PLC)”, dijo Alemán, después de reunirse con el cardenal Miguel Obando en la Universidad Católica (Unica).
Entre las compañías que, según él, hicieron aportes económicos al PLC a través de la FDN, mencionó a Nien Hsing Internacional, Hansae Nicaragua S.A., Chih Hsing Garment’s (Managua) I y II, Fortuna “y otras siete empresas más”.
A la vez indicó que tanto el ex presidente de Taiwán, Lee Ten Hui, como el actual presidente de esa isla, Shen Sui Bian, pueden confirmar que dieron donaciones para apoyar al PLC en 2000 y 2001.
La embajada de Taiwan en Nicaragua negó a la Contraloría cuando investigaba la “Guaca 2” que hayan apoyado con recursos financieros al PLC, y menos que fueran de la famosa cuenta “Donación Taiwan” utilizada para lavado de dinero en Panamá y regresado a Nicaragua.
Alemán dijo que se reunió con Obando “para notificarle que en Panamá y a instancias y presiones del gobierno americano, han abierto una causa de los depósitos que la FDN tenía (en bancos panameños) y que los consideran como lavado de dinero”.
El juez Tercero Penal de Circuito de Panamá, Adolfo Mejía, ordenó prisión preventiva contra Alemán; su esposa, María Fernanda Flores; su suegro, José Flores Lovo y el ex director de Ingresos Byron Jerez, después de admitir la apertura de un juicio por lavado de capitales y ratificar el decomiso de sus bienes en aquel país, entre ellos cerca de 10 millones de dólares del ex gobernante en cuentas de bancos panameños.
El juez absolvió a Jorge Solís Farias, Esteban Duquestrada Sacasa, Ethel Jerez, Valeria Jerez, Alfredo Fernández y Arnoldo Alemán Estrada, y por tanto la devolución de los bienes que les habían sido incautados.
Jerez dice estar contento por juicio a Alemán
El ex Director General de Ingresos reaccionó satisfecho ante la decisión de un juez panameño de abrirle proceso por “blanqueo de capitales”, porque no existe en Nicaragua delito previo ni condena que fundamente esa acusación, no así en el caso de su antiguo amigo, el ex presidente Arnoldo Alemán, quien sí tiene una pena de 20 años de prisión por lavado de dinero.
“Tengo ocho sobreseimientos de esas falsas acusaciones, y para que una acusación de blanqueo de capitales se pruebe, tiene que haber un delito previo en el país de origen. Yo no tengo condena por ese caso en Nicaragua, mientras que en el caso del doctor Alemán fue condenado a 20 años por lavado de dinero”, dijo Jerez al conversar con EL NUEVO DIARIO.
La Fiscalía panameña investigó la apertura de más de 22 cuentas bancarias por las que pasaron más de 70 millones de dólares, que fueron abiertas con la autorización de Alemán y el ex Director General de Ingresos, donde aparecen como firmas libradoras María Fernanda Flores, esposa de Alemán, y José Flores Lovo, padre de ésta.
Dice que declarará ante justicia panameña
El ex Director de Ingresos dijo que la decisión del juez panameño “es justa”, porque sobreseyó definitivamente a su esposa e hija del proceso criminal que ha quedado abierto en contra de la familia Alemán-Flores y él.
“Creo que se está haciendo justicia, porque en la acusación habían incluido injustamente a mi esposa y mi hija. Habían intervenido ciertos bienes de mi señora que ahora le serán devueltos”, dijo Jerez al ser consultado por EL NUEVO DIARIO.
Al referirse a la orden de prisión preventiva, indicó que sus abogados ya están tomando cartas en el asunto, y que serán ellos quienes le orientarán los pasos a dar de conformidad con las leyes panameñas.
Jerez dijo estar dispuesto a viajar a Panamá para demostrar su inocencia en el caso, porque nada tuvo que ver con las transacciones con dinero del erario nicaragüense a cuentas de sociedades de Alemán en ese país.
“Si al momento en que se abra de manera definitiva ese juicio yo estoy como procesado, iría a Panamá a declarar, porque estoy dispuesto a demostrar la justicia en cualquier parte del mundo, como los ochos juicios que enfrenté en Nicaragua”, dijo Jerez.
“Es político”, afirma María Fernanda
María Fernanda Flores de Alemán restó mérito a la decisión de la justicia panameña, y dijo que todo se trata de un “asunto político” en contra de su esposo, ella y su padre.
“Lo extraño es que sacan libre a todo el mundo y sólo nos dejan a nosotros, y eso es obviamente un asunto político”, dijo Flores de Alemán, quien hasta ayer al mediodía escuchó de sus abogados defensores en Panamá, la decisión del juez Mejía de abrirle un proceso criminal.
Indicó que sus abogados estudiarán los pasos a seguir para demostrar su inocencia, y que ni Alemán, ella ni su padre, pueden ser extraditados a otro país porque la Constitución y las leyes no lo permiten.
Los abogados de Alemán y su familia dijeron que respetaban la decisión del juez Mejía, pero que no la compartían, y que preparaban una estrategia para responder a la misma.
No hay apelación
Germán Sánchez, encargado de Relaciones Públicas de la Corte Suprema de Justicia de Panamá, dijo vía telefónica a EL NUEVO DIARIO que la decisión del judicial no es apelable, porque se trata de un llamamiento a las partes para que se enteren de que en Panamá han encontrado mérito suficiente para abrir causa criminal contra los implicados, y que en este momento les estaban notificando del asunto.