Nacional

Estudiantes amenazan con retomar protestas

La Policía Nacional anunció que mantendrá su presencia en las inmediaciones de los recintos universitarios para evitar que los manifestantes impidan la libre circulación de vehículos y personas por las calles de Managua.

Los estudiantes universitarios amenazaron con reanudar hoy las protestas callejeras contra el alza de la tarifa del transporte público, y anunciaron que a las manifestaciones podrían sumarse alumnos de secundaria y trabajadores.
“Tenemos necesidad de reivindicar nuestros derechos”, declaró a la televisión local el líder estudiantil Yasser Martínez, quien acusó al gobierno del presidente Enrique Bolaños de “dar la espalda al pueblo nicaragüense”.
Martínez instó a las autoridades a tomar cartas en el asunto para derogar el alza en el precio del pasaje impuesto por los transportistas de manera ilegal.
“El pueblo no puede pagar más allá de 2.50 córdobas”, aseguró el líder estudiantil, quien advirtió que a la protesta se sumarían alumnos de secundaria y los sindicatos afiliados a la Federación Nacional de Trabajadores, FNT.
Policía mantiene vigilancia
La Policía Nacional anunció por su parte que mantendrán su presencia en las inmediaciones de los recintos universitarios para evitar que los manifestantes impidan la libre circulación de vehículos y personas por las calles de Managua.
Ayer los estudiantes y agentes antimotines se enfrentaron durante cinco horas en varios puntos de la capital, con un saldo de al menos una veintena de heridos y varios detenidos.
Los uniformados reprimieron a los universitarios con balas de goma y gases lacrimógenos, mientras que estos respondían con piedras y morteros de pólvora de fabricación casera.
Las protestas, que se realizan desde la semana pasada de forma esporádica, se intensificaron este jueves, luego de que el líder de los transportistas, Rafael Quinto, amenazará con un nuevo aumento del precio del pasaje.
La tarifa legal es de 2.50 córdobas, pero los "buseros" comenzaron a cobrar tres córdobas, porque el gobierno demora en entregarles un subsidio para contrarrestar las constantes alzas de los combustibles.
Sin embargo, Quinto dijo que el nuevo precio tampoco les ayuda a resarcirse de las pérdidas, por lo que tendrían que incrementarlo a 3.50 córdobas.
Mientras tanto, Bolaños se encuentra fuera del país y la Asamblea Nacional, que debe aprobar el subsidio para los transportistas, no sesiona desde hace más de tres semanas, por desavenencias entre los partidos que la integran en cuanto a la agenda a abordar.