Nacional

Ministra y los médicos “fuman pipa de la paz”


Valeria Imhof

Los miembros de la Federación Médica prometieron que a partir de hoy se normalizará la atención en los hospitales con la reincorporación de todos los galenos a sus puestos de trabajo.
En una misa ofrecida ayer en la Catedral de Managua, a la cual asistieron la ministra de Salud, Margarita Gurdián, y la dirigencia médica, los galenos se comprometieron ante Gurdián a reintegrarse a sus labores y reestablecer totalmente la atención a la población.
La ministra reiteró ayer que durante el recorrido que realizaron este sábado no estaban laborando la mayoría de los médicos, e hizo el llamado para que se reintegren a trabajar tal como se comprometieron en los acuerdos firmados el viernes pasado.
Los galenos minimizaron el hecho de haberse ausentado, y lo atribuyeron a la lejanía y falta de comunicación con sus colegas. “Lo que pasa que los acuerdos se firmaron en la noche, entonces no se pudo transmitir a todas las bases, y muchos médicos son de afuera y no tenían salarios para venirse a Managua”, justificó el doctor Léster Espinosa, directivo nacional de la Federación Médica.
Espinosa afirmó que “no hubo mala voluntad ni mala fe de parte de los médicos”, indicando que “hay buena voluntad tanto de parte del Ministerio de Salud como de la Federación Médica para el cumplimiento de los compromisos adquiridos” la semana pasada. “Pero mañana (por hoy) vamos a trabajar normalmente”, aseguró
Los médicos suspendieron la huelga que venían desarrollando desde hacía seis meses tras alcanzar acuerdos con el Gobierno el pasado viernes. Entre los principales acuerdos se logró el reintegro de todos los médicos despedidos desde que inició el conflicto, en las mismas condiciones laborales que tenían antes de iniciar el paro. Además, se procederá, de inmediato, al pago de los salarios retenidos y a todas las retribuciones que ordena el Ministerio del Trabajo.
Los médicos se comprometieron a realizar jornadas de trabajo extras a fin de poner al día la lista de espera de cirugías programadas y consultas externas.
Monseñor Brenes, garante de los acuerdos, dijo que espera que los galenos honren los compromisos adquiridos y se reincorporen a sus puestos laborales. “Yo espero la madurez y la seriedad de ambas partes, porque fueron seis meses duros, y esperamos que en esta semana todo se vaya normalizando para la bienandanza de la salud de Nicaragua”, indicó Brenes.