Nacional

Concentración en Estadio de víctimas del Nemagón


Róger Olivas

CHINANDEGA
Unos 4,000 ex trabajadores de las bananeras afectados por los insecticidas Nemagón y Fumazone, representados por la oficina legal de los bananeros a cargo del abogado Antonio Hernández Ordeñana y su colega norteamericano Juan José Domínguez, se concentraron en el Estadio Municipal “Efraín Tijerino Mazariego”, en contra de la derogación de la Ley Especial 364 usada para tramitar los juicios de los afectados por el tóxico, con la cual exigen a las transnacionales como la Dole y la Standard Fruit Company una indemnización justa por los daños definitivos a su salud.
Con canciones sencillas y su propio testimonio, los afectados por el veneno, provenientes de Estelí León, Chinandega, Puerto Cabezas y Waspam, entre otras ciudades, respaldaron la vigencia de esta Ley que pone la “barba en remojo”, a las compañías norteamericanas que utilizaron indiscriminadamente el tóxico en las bananeras chinandeganas, sabiendo los perjuicios que causaban.
“El que le toque un pelo a la Ley ahí vamos a estar nosotros listos para defenderla”, dijo Luis Arturo Meneses Montenegro, vocero oficial de la Asociación de Trabajadores Bananeros de Nicaragua (ATBN).
En similares términos se pronunció, el abogado Antonio Hernández Ordeñana, quien aseguró que representan a 12,300 afectados por el Nemagón y el Fumazone, de los cuales 3,500 tienen demandas entabladas en el Juzgado Primero de Distrito Civil Laboral de Chinandega, a cargo de Sara María Núñez Medina.
Confirmó que ocho de esas peticiones están establecidas en los Estados Unidos, y algunas fueron contestadas por las transnacionales bananeras.
“Como siempre, ellos alegan que los jueces nicaragüenses no son competentes, pero no lo han podido demostrar. Hemos rebatido sus alegatos y hemos salido adelante, ellos ya hicieron la primera apelación”, explicó el jurisconsulto, y agregó que la oficina legal de los bananeros es el primer grupo jurídico latinoamericano que tiene una demanda radicada en la Corte del Condado de Los Ángeles, California, donde varios afectados ofrecieron su testimonio.
Afirmó que no retirarán las demandas localizadas en juzgados norteamericanos y nicaragüenses para no complacer a Michael Carter, vicepresidente de la Dole Fruit Company, y a Victorino Espinales, al cual calificó como falso dirigente de los bananeros.
No descartó una demanda judicial contra Espinales, por el delito de omisión, debido que éste permitió que Carter haya dicho que en Nicaragua no existen afectados por el Nemagón y Fumazone.
Se acerca el día del juicio
Muy optimista, el abogado norteamericano Juan José Domínguez, dijo a EL NUEVO DIARIO que las transnacionales están presionadas, y se acerca el día del juicio cuando las víctimas por el tóxico conseguirán una compensación justa.
“Las multinacionales están buscando una vía para evitar esa justicia que les costará mucho más de lo que ellos quisieran dar. Nosotros, los abogados, hemos peleado por miles de horas para obtener una indemnización a favor de los afectados”, manifestó.
Explicó que Michael Carter, abogado principal de la Dole, pretende derogar la Ley 364 para que los perjudicados por el tóxico queden desamparados y negociar con Victorino Espinales, quien no representa a los ex bananeros.
No obstante, dijo que ese intento no progresará, e instó a sus representados a tener paciencia, a cooperar, y a tener confianza en la justicia norteamericana y nicaragüense.