Nacional

Podrían embargar salario de Bolaños


Alberto Cano

SAN MARCOS, CARAZO
El salario que devenga el presidente de la República, Enrique Bolaños Geyer, podría ser embargado a solicitud de su antiguo trabajador, Marcos Antonio Gaitán Espinosa, de 67 años, que en demanda laboral exige al gobernante la suma de 185 mil córdobas en concepto de indemnización y pago de cuotas al Seguro Social, que presuntamente Bolaños le descontó de su salario sin que aparezcan registradas, lo que ahora impide a su ex empleado optar a una pensión por vejez, a pesar de que según él, cotizó 15 de los 45 años que trabajó para el ingeniero Bolaños y su familia.
Don Marcos Antonio, que ayer acudió con su abogado al despacho de la juez local único rama Civil de San Marcos, doctora, María de Lourdes López Sánchez, donde está radicada la causa, dijo que esperaba que Bolaños se presentara, aunque no contaba conque el mandatario está de gira por Europa.
Previamente, Gaitán declaró a EL NUEVO DIARIO que al trámite conciliatorio llegaría únicamente a exigir a su ex patrón el pago de lo adeudado, porque no estaba dispuesto a negociar el monto.
Le trabajó en varias haciendas
Gaitán, que trabajó para el presidente 45 años en distintas haciendas cafetaleras y algodoneras de Carazo, Masaya y la zona de El Crucero, próximo a la capital, cree que es poco lo que está exigiendo en comparación con los años que le sirvió a don Enrique, haciéndole prosperar el capital del que ahora disfruta, además de la posición de gobernante que ostenta.
Sin embargo, el presidente no llegó a la cita como era obvio, y en papel sellado de la Presidencia respondió a la demanda, alegando nulidad en la notificación que fue hecha mediante exhorto suplicatorio al juez Primero Civil de Distrito de Managua, siendo que el mismo don Enrique promovió un incidente parecido cuanto lo notificaron en su casa de El Raizón, alegando que su lugar de residencia era la Casa Presidencial, en Managua, la capital.
Empero, esta vez, Bolaños, que contestó la demanda en su calidad de Presidente de Nicaragua, alega que la juez López debió haberlo notificado por medio de la superiora de la judicial, en este caso, el Juez Único de Diriamba, tal como lo establece el ordenamiento jurídico.
Código tiene su propio procedimiento
El escrito el Presidente fue presentado a las 4:30 de la tarde del nueve de mayo por la representante legal de Bolaños, licenciada Benita Darling López Guido, escrito que aún no ha sido contestado por la juez que conoce la demanda en San Marcos.
El abogado de Gaitán, licenciado Hedí Alfonso Sánchez García, dijo por su parte que el Código del Trabajo tiene su propio procedimiento, y que la parte demandante ha cumplido con lo establecido en la legislación, pues la primera notificación fue hecha al demandado en su casa de habitación, y como alegaron nulidad, entonces se le notificó en la Presidencia, por lo que ambas notificaciones estuvieron bien señaladas, además que no es la incompetencia de jurisdicción la que está en discusión, dijo el representante del demandante.
Agregó que en vista de la negatividad del presidente para comparecer, ayer mismo solicitarían a la juez López que declare al mandatario en rebeldía y haga la debida notificación en la tabla de avisos. Además, para garantizar el proceso, solicitarán a la misma juez que gire oficio al ministro de Hacienda y Crédito Público, para que el salario de don Enrique sea embargado.
Los abogados de Gaitán creen que si bien embargar el salario del presidente, en términos económicos, no tendría mayor repercusión para el demandado, la nación entera se daría cuenta de que el primer ciudadano de la República fue embargado salarialmente por no responder al reclamo de su antiguo trabajador, que enfrenta la peor calamidad de su existencia, mientras don Enrique viaja felizmente, dijeron los representantes del señor Gaitán.