Nacional

Otra vez los tranques, pedradas y lacrimógenas


Valeria Imhof

Esta vez no fue por el 6%. Los estudiantes salieron a las calles a respaldar supuestamente a los médicos pro salario poniendo tranques en las inmediaciones de la rotonda de la UNAN- Managua, y haciendo vallas humanas para evitar la circulación de los vehículos.
En la protesta salieron a relucir los grupos de encapuchados, quienes atravesaron la carretera con postes de luces y piedras, tomándose durante unas tres horas la rotonda donde se construye la estatua a Rigoberto López Pérez.
Cuando decidieron avanzar hacia el sector de la Lotería Nacional, la brigada de antimotines de la Policía Nacional se hizo presente en el lugar haciendo que los estudiantes se replegaran hacia el interior de la universidad.
Repitiendo las mismas escenas de todos los años, cuando los estudiantes salen a las calles a demandar el 6% del presupuesto para las universidades, unos 200 universitarios se enfrentaron con la Policía, tirando morteros y piedras mientras los antimotines respondían disparado balas de goma y gases lacrimógenos.
Empezaron pacíficamente
Por la mañana, y antes de que comenzaran los enfrentamientos, los estudiantes protestaron pacíficamente en el costado este de la rotonda, y responsabilizaron al Gobierno de no tener voluntad de solucionar el problema de los médicos que ya llevan cinco meses de huelga demandando mejoras salariales.
Según datos de la Cruz Roja y la Policía Nacional, el estudiante de cuarto año de Medicina, Francisco Rugama Rosales, de 24 años, resultó herido por un balín en el brazo derecho y fue trasladado al Hospital “Roberto Calderón”, mientras que el oficial de la Policía, Ángel Ordeñana, fue herido en el rostro por la onda expansiva de un mortero, pero no fue remitido a ningún centro hospitalario por no presentar heridas de gravedad.
Aparece Bendaña
El comisionado Carlos Bendaña, jefe de la Policía de Managua, dijo que no permitirán que se irrespete la libre circulación del tránsito. “Nosotros vamos a continuar resguardando el orden para descongestionar las vías”, dijo.
El doctor Carlos Duarte, que se encontraba en el plantón, señaló que la explosión de la población no es responsabilidad de ellos, porque su lucha ha sido justa y pacífica. “Esto se está saliendo de las manos y el único responsable es el presidente Bolaños”, expresó Duarte.
Una de las estudiantes dijo que estaban protestando porque, a raíz de la huelga médica, estaban perdiendo clases y peligraba el año académico. Desde hace más de una semana, en el sector de la UNAN no circulan buses, luego de la quema de un bus de la Ruta 111 en las inmediaciones de dicha casa de estudios. Ayer se podía observar grandes filas de estudiantes caminando, muchos de los cuales ignoraban lo que estaba pasando, mientras otros prefirieron regresar a sus casas. Sin embargo, las aulas de la UNAN continuaban abiertas y las clases se estaban impartiendo normalmente.